Nuestro camino recorrido.....

Mi foto
Nacimos hace 28 años por la pasión que nos unió con el fútbol de ascenso. Fue un largo camino recorrido donde no todas fueron buenas, pero le hicimos frente a las adversidades y seguimos en el aire. En nuestro espacio vas a encontar a todos los que comparten esta extraña pasión pero no verás jamás a aquellos "personajes" que se creen dueños de instituciones y utilizan métodos antisociales para creerse importantes ni a sus "padrinos", que los usan para determinados fines y luego no saben como manejarlos. Para aquellos que lejos están del "glamour" de la primera división y del dinero de "fútbol para todos"; para aquellos clubes pobres de corazón grande; para los que semana tras semana dejan cosas suyas para seguir sanamente los colores de su alma y para todos los que se identifican con el "viejo fútbol de los sábados"......Sí, para ellos, va dedicado nuestro programa radial y, ahora, nuestro blog. Gracias.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

REAJUSTE "TÉCNICO" EN LA ASOCIACIÓN

 La Asociación de Técnicos del Fútbol Argentino (ATFA) es la entidad que forma, regula y defiende el trabajo de los directores técnicos en nuestro país. Avalada por la AFA, posee escuelas en distintos puntos del país, brinda formación por internet a quienes no pueden concurrir regularmente a clases y mantiene la obra social para sus afilados mediante el aporte que éstos, o los clubes contratantes, realizan.
También tiene que regular la actividad y hacer valer los derechos de trabajo de los DT, aunque en los últimos años no vemos una tarea muy "limpia" en este tema.
Sus responsables, Victorio Nicolás Cocco (secretario general) y Guillermo Guzman (secretario gremial), entre otros, parecen no tomar nota de las desprolijidades que suceden a diario en la actividad. ¿Por qué creemos ésto?. Veamos......

                              Victorio Cocco, secretario general de ATFA

Los contratos de los DT deben estar encuadrados dentro de la reglamentación vigente. Deben manejarse los salarios mínimos registrados, hacerse los aportes correspondientes y no tener una duración menor al año de vinculación con el club. Estos son algunos de los puntos salientes que deben respetarse.
En nuestro medio, como en todos los órdenes de nuestra sociedad, hecha la ley, hecha la trampa. Nadie obliga al técnico a conseguir el financiamiento para su contratación; es más, ésto debería hacerlo el club, pero se les pide apoyo económico. Se dice que no se pueden percibir salarios menores a los vigentes, pero como muchos clubes no pueden pagar eso o, por lo general, con las ganas de "figurar" de algunos, se firman contratos paralelos con clausulas que, al momento de deshacer el vínculo por cualquier causa, se pierden en la nada y "vayan a reclamarle a Lola".
El caso más reciente es el de Roberto Romano, DT que generalmente dirige en el ascenso, con el Club Deportivo Muñiz. Romano había acordado todo con el club y debía acercar ciertos "sponsor" para pagarle a los jugadores. Clara infracción al reglamento pero legal dentro del acuerdo con los dirigentes. Ocurrió que los jugadores, que reclamaban cierto dinero que no les pagaron, decidieron luego de hablar con los popes de Muñiz, que Romano no era "confiable" en ese aspecto, entonces debía irse. Lo insólito es que nunca dirigió en un partido oficial por este tema. ATFA: Bien, gracias.

.
                                       Roberto Romano. No llegó a dirigir a Muñiz

Se pueden enumerar muchos casos. Aquí haremos una generalización sobre el tema.
En Europa las leyes vigentes para los DT regulan la actividad. Si un técnico es contratado por dos años y, por alguna causa no cumple el contrato, éste no puede dirigir a otro equipo hasta que se haya vencido el plazo que debía cumplir en dicha institución. Si renunció cobrará hasta el día en que trabajó y queda inhabilitado para dirigir otro equipo. Si lo dejan cesante, el club está obligado a pagar la totalidad del monto del contrato y, mientras está cobrando ese dinero, no puede firmar con otro equipo (Ej: Carlos Bianchi con la Roma).
En nuestro fútbol tenemos todo lo opuesto. Técnicos que cobran de cinco equipos distintos mientras dirigen a un sexto; otros que renuncian a uno para irse, inmediatamente, a otro que le paga más; están los "despedidos" por malos resultados pero que son contratados por otros clubes en la misma temporada; y, también, hay DT que tienen plazos impuestos: "Te respaldamos, pero si no ganás el próximo partido, te tenés que ir", es lo que suelen decirles. Entre estos últimos se encuentra Miguel A. Russo en Central. Nada menos que Russo, campeón de América con Boca, campeón con Velez y Estudiantes. ¿Qué le queda a sus colegas sin pergaminos?.

                                  Miguel Russo, tiene plazo de vencimiento si no gana

A mi modesto entender, considero que la Asociación de Técnicos debería regular el mercado argentino en la materia. No es posible que haya técnicos que pasan por cinco o seis clubes en la temporada o que dirijan tres o cuatro partidos y deban irse porque sus jugadores no ganan los partidos (el DT no entra a la cancha). También habría que regular, y en esto debe intervenir la AFA también, que los clubes no puedan tener más de un cierto número de conductores técnicos en cada temporada.
Pero hay otro punto más álgido para verificar y regular también: El de los representantes. Así como los jugadores los tienen, también los DT. Ellos hacen sus negocios y está bien que así sea, siempre y cuando sean transparentes. Eso no pasa en Argentina, donde el que va por derecha parece ser un tonto.
Y los dirigentes deben poner sus barbas en remojo. Contratan a diestra y siniestra; critican los trabajos si no se consiguen victorias; no cumplen con las obilgaciones contractuales e hipotecan a los clubes. Pero son los primeros en protestar cuando los despedidos exigen el pago por el trabajo realizado, hasta llegar al punto de solicitar a sus pares el no contratar a ciertos DT que piden embargos sobre instituciones para cobrar lo que les deben.
En fin, en nuestro fútbol reina confusión y desobediencia. Pocas cosas están claras. Hay que modificar ciertas pautas laborales y hacer correcciones en la forma de manejarse de muchos protagonistas. Por supuesto, hay honrosas excepciones que respetan las leyes y a los seres humanos que trabajan.
Por el bien de nuestro fútbol, que haya un manto de claridad dentro de poco tiempo.

                                                       Alfredo N. Armiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario