Nuestro camino recorrido.....

Mi foto
Nacimos hace 28 años por la pasión que nos unió con el fútbol de ascenso. Fue un largo camino recorrido donde no todas fueron buenas, pero le hicimos frente a las adversidades y seguimos en el aire. En nuestro espacio vas a encontar a todos los que comparten esta extraña pasión pero no verás jamás a aquellos "personajes" que se creen dueños de instituciones y utilizan métodos antisociales para creerse importantes ni a sus "padrinos", que los usan para determinados fines y luego no saben como manejarlos. Para aquellos que lejos están del "glamour" de la primera división y del dinero de "fútbol para todos"; para aquellos clubes pobres de corazón grande; para los que semana tras semana dejan cosas suyas para seguir sanamente los colores de su alma y para todos los que se identifican con el "viejo fútbol de los sábados"......Sí, para ellos, va dedicado nuestro programa radial y, ahora, nuestro blog. Gracias.

lunes, 25 de junio de 2012

LES VOLVIÓ EL ALMA AL CUERPO: RIVER CAMPEÓN

Es cierto, les volvió el alma al cuerpo, como expresa el título. River Plate, el club que más títulos ganó en nuestro medio, es nuevamente integrante del círculo privilegiado de la Primera División.
Fue un año "pesado", extraño para sus hinchas que, al ver el fixture, leían los nombres de equipos que ni imaginaban que se iban a cruzar en el camino de los millonarios. Pero todo tiene un final, decía una canción de Vox Dei, y así fue: River campeón y otra vez en primera.

                           Gol de Trezeguet, victoria ante Almirante y desahogo de sus hinchas


Por supuesto que era el candidato, el caballo del comisario, el número puesto y todos los apodos que se le pueda ocurrir. Es River Plate, señores, y jugaba en el torneo Nacional B. ¿Quién iba a discutir su regreso a la elite?.
El camino no fue nada sencillo. Los que nunca pensaron enfrentar a River en una temporada regular sacaban fuerzas de donde no las había para "mostrarse". Los equipos chicos se agrandaban y los grandes (había muchos en este torneo) le jugaban como si fuera en la primera división. Contra todos los pronósticos, nada le iba a resultar sencillo. Por el contrario, se le hizo muy cuesta arriba y más duro de lo que suponían propios y extraños.
River llegó a la B por errores propios cometidos en un pasado muy cercano. No supo mantenerse porque el "fantasma" impensado del descenso no tenía cabida hasta después de la dura derrota en promoción contra Belgrano. Pero tuvo que aceptar la realidad y se armó para un torneo de características distintas a lo acostumbrado hasta ese momento.
El primero en aceptar el desafío fue Matías Almeyda. Había vuelto como jugador, luego de un retiro que lo tuvo jugando hasta en Fenix, y padeció el descenso. Se puso la ropa de DT y sacó pecho en la peor y más difícil página del club. Aceptó el desafío más grande: La gloria de volver o el destierro por una nueva derrota.
Llegaron nombres: Cavenaghi y el "Chori" Dominguez, alrededor de ellos se juntaron jugadores con experiencia en el ascenso y juveniles que prometían y mucho. Arrancó bien, con todo, ganando y hasta jugando "lindo" en ciertos momentos. Pero después llegaron los golpes duros y otra vez la realidad.
Los hinchas no aguantaban y volvían a ver a aquellos viejos fantasmas rondar por el monumental nuevamente. Las críticas crecían ante actuaciones no muy convincentes por más que el resultado fuese positivo. Pero si algo no se le puede reprochar a Almeyda es su confianza plena. Apostaba, y mucho, a este grupo de jugadores por más palabras que se escribieran o pronunciaran en su contra.


Es cierto, River se codeaba con la punta pero no jugaba lindo a la vista de los espectadores. Pero sí jugaba bien si tenemos en cuenta lo que buscaba: Sumar puntos y sin perder de vista el retorno a la máxima categoría.
En el receso de verano llegaron Leonardo Ponzio y David Trezeguet. El franco-argentino, de tantos logros en el viejo continente, manifestó que era su sueño jugar en el club del que era hincha desde chico y que no le importaba hacerlo en el ascenso. Fue otro de los que le puso el hombro al momento más dramático de la banda roja. De a poco los fue convenciendo y sus goles llegaban y eran importantes al cierre de cada partido. Su presencia despertó celos en el interior del plantel con otros referentes de nombre, pero, aunque no se haya reflejado en los medios, ahí estuvo la mano del técnico, que mostró su personalidad y quién era el que realmente mandaba en el grupo.
Almeyda sacó a quien tenía que sacar según su rendimiento. Más tarde o más temprano lo hizo. Y todo dió sus frutos. Sin tener una identidad de juego exquisita, de esas de "paladar negro" que pregona el simpatizante de River; sufriendo y aguantando más que jugando y disfrutando, el equipo salió adelante. Salió campeón y retornó al lugar que no tendría que haber perdido.
No discutan a Almeyda. Tal vez le puedan criticar algunas cuestiones técnicas y tácticas, pero es su primera experiencia y en un peso pesado. Lo que no le podrán reprochar es su personalidad para manejar el grupo y el saber hablar con sus dirigidos en el famoso "día a día", ese momento que nadie, más que sus protagonistas, puede ver. Además, logró una efectividad del 66,6%. Interesante, ¿No les parece?.

                          David Trezeguet, el veterano hincha de los goles importantes.

Algo muy importante y para destacar de este grupo: Siempre medidos y con bajo perfil a la hora de declarar y la mesura después de sus triunfos. No son comunes de observar las declaraciones en conferencias de prensa de Almeyda y de algunos jugadores. Mucho menos las de Trezeguet, un "señorito francés", como suele decirse, con sus palabras medidas, dejando de lado diferencias que podían aparecer y con un vocabulario extraño para el mundo del fútbol.
Un equipo no solo está compuesto por jugadores que demuestren sus virtudes en la cancha, también lo externo es importante y hay que cuidarlo. Eso fue lo que hizo este grupo de River. No salieron a la luz los problemas que se decía que había; por el contrario, se los contuvo muy bien, si es que estaban presentes, y los mantuvieron puertas adentro.
Reiteramos, no jugaron lindo a los ojos del espectador, pero fueron efectivos y lograron su objetivo.
La gran deuda de River Plate institución no radica en sus jugadores ni en su técnico; está presente en otros estamentos. Tienen que trabajar y mucho con su famosa "barra brava", esos son los que terminan tirando por la borda todo lo positivo que se va logrando. Es un llamado de atención para sus dirigentes y para los hinchas verdaderos.
Más allá de goles en off-side, de arbitrajes dudosos que lo puedan haber favorecido en ciertos momentos, de penales mal pateados y todas esas cosas que siempre siembran dudas ante los logros obtenidos, River Plate regresó a Primera División y está bien.
Ahora es el momento de planificar el futuro, tirar la "basura" que entorpece el desarrollo y volver a ser lo que fue: El más ganador de campeonatos en nuestro país.
Salud River !!.

LA "INCENTIVACIÓN" NUESTRA DE CADA CAMPEONATO

No es un tema nuevo; es más, es tan antiguo como los muebles estilo Luis XV. No se inventó en nuestro país sino que se habla del tema en todo el mundo. Hasta hubo casos resonantes en Europa, que hicieron desaparecer a equipos y sociedades deportivas enteras. Claro que allá hay leyes que se cumplen con respecto a los temas "incentivación" y "sobornos" en el deporte. Esta última mucho más grave que la primera.

 Desde que tenemos uso de razón, aquellos que por trabajo o por simple gusto, estamos relacionados con el fútbol profesional o, al menos, afiliado a la AFA, escuchamos comentarios sobre posibles sobres pasados por abajo de un escritorio, de arreglos extrafutbolísticos y de incentivos a terceros para que rindan más ante tal o cual rival, y cosas por el estilo. Pero "del dicho al hecho....hay un largo trecho", decían nuestros abuelos, y pruebas, lo que que se dice pruebas contundentes, no existen ni se las verán en ninguna parte. Es obvio, nadie va a darle un recibo a otro en concepto de "incentivación para ganar su próximo partido", pero las valijitas con algún billete o las bolsitas con "caramelitos" existen.
En el reglamento de Transgresiones y Penas que existe (sí, amigos, existe) en nuestro fútbol, se expresan las sanciones y penalidades que le cabrían a quienes icurriesen en dichos delitos. Pero para probarlo tiene que haber pruebas. Palabra contra palabra, no es suficiente para un juicio ni para penar a alguien.
En esta temporada hemos escuchado y leído noticias al respecto: Gastón Meineri, árbitro de la B, manifestó un intento de soborno de parte de allegados a Sarmiento de Junín; árbitros del Torneo del Interior dijeron haber sido "sobornados" por un club para beneficiarlos; muchos dirigentes siempre comentan el tema diciendo que el rival jugó "tocado" por un tercero en discordia.
Ahora bien, denuncias formales en la justicia o, al menos, en los tribunales deportivos, no las hay ni las hubo nunca, y hasta me atrevo a decir que jamás las habrá. Salvo que a alguno de los protagonistas "se le escape la tortuga", como decía "el Diego", y haga declaraciones que sorprendan a todos.
Tal es el caso, ocurrido la semana anterior, con el mediocampista Daniel Pereyra de Patronato.

 El jugador del equipo entrerriano manifestó, luego de la victoria de Patronato sobre Central, que fueron incentivados por River. No terminó ahí la cosa, ya que completó sus dichos diciendo que "esperamos también la de Rosario", teniendo en cuenta que jugaban contra River en fecha posterior.
Después de sus declaraciones, sus compañero, su técnico y hasta los dirigentes del equipo paranaense, le pidieron explicaciones, lo "adoctrinaron" sobre el tema, desconocido para el jugador hasta ese momento, y, por la tarde, dijo "....me malinterpretaron mal..." (sic). ¿En qué quedamos?, ¿Recibieron, o nó, incentivación?.
Lo que desconocía Pereyra era que por sus dichos podría caberle hasta la pena de prisión según el artículo 181 del reglamento y al club una sanción muy grave según el artículo 74 del mismo reglamento.
Fue citado a declarar. Por supuesto, se desdijo de sus palabras aunque la nota estaba grabada, y todo se solucionó con una simple sanción de un par de fechas. Pero las dudas se acrecentaron y todo quedó en una nebulosa que no permitió confiar en los posteriores resultados que se dieron en el torneo.
¿Cuáles fueron esos resultados posteriores?: Patronato le ganó a River también, Quilmes, que estaba a cuatro puntos del ascenso directo, ganó lo que quedaba, Instituto no pudo ni con Ferro y el descendido Sp. Desamparados, le ganó a Central en la última fecha. Ni que hablar en la zona baja de los promedios.
Lo que más le llamó la atención en la última fecha a la gran mayoría de los seguidores del fútbol, fue el ascenso directo de Quilmes. Los de De Felipe tenían que ganar y esperar. No se dudaba de su triunfo, ya que enfrentaban al ya condenado a promocionar, Guillermo Brown de Pto. Madryn, que jugaba con suplentes; pero sorprendió la derrota de Rosario Central ante el descendido Desamparados y la de Instituto ante Ferro. Ni que hablar de la derrota de Patronato en cancha de Tristán Suarez, ante Chacarita, que le dió una vida más a los de San Martín.
Si Ferro y Patronato jugaban así durante todo el torneo, hubiesen peleado el campeonato; y si los sanjuaninos hacían lo mismo y ponían la entrega que tuvieron contra los rosarinos, no estarían lamentando su regreso al Argentino A. La pregunta que cabe hacerse es: ¿Jugaron incentivados los equipos mencionados?. y si así fue, ¿Quién puso los billetes?. No se olviden que Quilmes ascensió en forma directa cuando nadie lo esperaba.
 El rival del cervecero, Guillermo Brown de Pto.Madryn, puso al equipo de la liga local para enfrentarlo diciendo que su DT, Darío Tempesta, ya pensaba en la promoción y guardaba a sus jugadores. Hay que tener en cuenta que el presidente del club es Carlos Eliceche, diputado nacional y del mismo sector político que el mandamás de Quilmes, el Senador Anibal Fernandez.
Este último se la pasó manifestando desde hace cuatro fechas, cuando el equipo sufrió su última derrota, que "nosotros vamos a ascender en forma directa". Habían quedado a cuatro puntos y se le complicaba. También es cierto, que la esperanza es lo último que se pierde.
Ferro ganó y humilló a los cordobeses, Desamparados se rompió todo y le ganó a Central. Patronatro le ganó a Central y a River y no corrió contra el funebrero. Y Quilmes subió a la primera división. Si ponemos todo en la misma bolsa y mezclamos.........Pensando un poco, tenemos al responsable de las incentivaciones si es que éstas existen, porque en nuestro medio nadie sabe nada al respecto y todo parece ser limpio y transparente. Pero nosotros, aun dejamos una pequeña luz de esperanza sobre los resultados, diciendo que las derrotas antes mencionadas se pueden dar por otros factores deportivos y los ascensos por méritos propios. Y eso que no mencionamos los arbitrajes !!!.
                                            foto de los "circulantes extras" en nuestro fútbol


Lo cierto es que, sea quien fuere el campeón, por más que el torneo de la B Nacional haya sido el mejor y más disputado de los últimos años, y hayamos visto equipos que realmente quisieron jugar buen fútbol, las dudas de "circulantes extras" existen; y lo mencionaron sus protagonistas.
Otro tema a tener en cuenta, y de mucho crecimiento últimamente aunque con poca publicidad aun, son las apuestas. Vienen pidiendo pista en Argentina y hasta tenían sus candidatos en esta temporada (Arsenal es campeón en primera y nadie apostó a su favor, excepto Don Julio). Las agencias de apuestas manejan mucho dinero y ya mandaron a la quiebra a clubes en el viejo continente y preso a muchos protagonistas. A tener cuidado con eso en un futuro.
Alguna vez, esperamos, que alguien tome cartas en el asunto y se sancione como se debe si la "incentivación" y el "soborno" existen en nuestro fútbol. Nadie en el medio es una "carmelita descalza"; tampoco nadie es culpable si no se demuestra lo contrario.
Hasta el campeonato que viene.

                                               Alfredo Nicolás Armiento

SIGUEN GRITANDO CAMPEÓN Y ASCENSIENDO

Para completar las imágenes de aquellos equipos que lograron ascender a la categoría superior en la presente temporada, presentamos aquí a los que alcanzaron esa meta en el último fin de semana.
Algunos tenían la obligación; otros fueron sorpresa. Pero nadie les va a quitar la emoción del logro obtenido.

PRIMERA B NACIONAL:  RIVER PLATE, ascenso por peso propio y QUILMES ATLETIC CLUB, de gran parte final.


 El conjunto de Nuñez logró el campeonato del principal torneo de ascenso y regresó al lugar que le corresponde, como "grande" que es, en el círculo privilegiado de nuestro fútbol.
No fueron todas sencillas, es más, tuvo que batallar más de lo previsto. La principal pelea fue contra sus propios fantasmas y contra aquellos equipos que buscaban su momento de gloria "haciéndole partido" al gigante que estaba en desgracia. No fue el de mejor juego, es cierto, pero tuvo lo necesario para alcanzar su meta que no era otra que ésta: Volver a primera como sea. Le objetarán muchas cosas, es cierto, pero con un tipo como Matías Almeyda, debutante en esto de la dirección técnica y muy medido en sus declaraciones, obtuvo el ascenso y como campeón. No es poco en un torneo que fue el mejor en lo que va de su historia (la del Nacional B, se entiende).

 Quilmes, que no era tan tenido en cuenta en un principio y solamente lo ponían como uno que pelearía por la promoción, tuvo una muy buena recta final de la mano de uno de los mejores técnicos de la división como Omar De Felipe (ya había ascendido con Olimpo) y mostró aplomo y categoría en las difíciles. Lo armó Caruso Lombardi y lo dejó a la espectativa en las posiciones; De Felipe le dió categoría de equipo.  Llegaba a la última fecha esperando ganar su partido y a la espectativa de lo que pasara en otros estadios. Y se le dió: Las sorpresivas derrotas de Central e Instituto le permitieron ascender en forma directa. Si todo fue 100% lícito nadie lo puede decir; al menos en la cancha sí. Pero su contra es el presidente de la institución, que habla más de lo debido y pone en duda algunos temas como el de la incentivación. Pero el cervecero es nuevamente de primera.

TORNEO ARGENTINO B:  SAN JORGE de Tucumán

La gran sorpresa. El menos esperado. El equipo tucumano, trabajando sin presiones, con una campaña pareja de menor a mayor, cautivó el interés de todos los seguidores de los torneos argentinos al ascender al torneo Argentino A, luego de jugar su primera temporada en el B, un torneo tan duro y larguísimo como pocos. No era favorito ni mucho menos; hasta estuvo tecleando su permanencia por el promedio de la temporada. Supo como jugar los compromisos difíciles y no le pesó el ser protagonista. Perdió el ascenso directo con los misioneros y le llegó la promoción contra el alicaído CAI de Comodoro Rivadavia. Luego de un empate en casa, lo "destrozó", literalmente, en el sur, con un contundente 3-0. El ascenso y a seguir creciendo. Realmente, una muy grata sorpresa. Salud, tucumanos !!.

Todavía faltan algunas promociones que se definirán en esta semana. Puede llegar a haber otros ascensos a las categorías superiores y, de producirse, en este blog estarán las imágenes de los que alcanzaron sus objetivos.

lunes, 18 de junio de 2012

AQUÍ ESTÁN...ESTOS SON...LOS QUE GRITARON CAMPEÓN

Van finalizando los torneos de las distintas categorías del ascenso en la Argentina. Faltan los del Nacional B y aquellos que jugarán las promociones que, no serán campeones pero, de ganar, lograrán lo que muchos han buscado en esta temporada 2011/12: El ascenso a la categoría superior, que no deja de ser un campeonato y se festeja como tal.
Pero vamos a conocer a aquellos que ya dieron el grito sagrado de "CAMPEÓN"  en las distintas categorías.

PRIMERA B METROPOLITANA:  SARMIENTO (Junín)

 Vaya paradoja, en la llamada B Metropolitana el campeón es un equipo del interior de la provincia de Buenos Aires. Pero al estar directamente afiliado a la AFA, el verde de Junín cuenta en esta categoría.
Con una campaña de menor a mayor y un sprint final muy bueno, los de Sergio Lipi alcanzaron el cetro máximo de la categoría y ya regresaron a la B Nacional. Fue un campeonato muy peleado hasta la última fecha. Alejó los fantasmas de temporadas pasadas y, justamente en el centenario de la Institución, llegó la consagración.
Tendrá una nueva oportunidad de pelear, en la 2012/13, por el regreso al círculo privilegiado de nuestro fútbol al que supo pertenecer allá a principio de los ´80.

PRIMERA C: VILLA DÁLMINE (Campana)

 Otro caso parecido al de Sarmiento. El violeta regresa a la B después de 15 años. En una campaña muy buena que peleó cabeza a cabeza con la UAI-Urquiza supo mantener su juego y su peso en el segmento final del torneo y logró el título. Podrá gustar o no la manera de jugar del equipo, pero el conjunto de Walter Otta supo como manejarse hasta el minuto final de cada partido y del campeonato. Ahora se le plantea un muevo desafío para regresar a un Nacional que ya lo vió participar a principio de los ´90.

PRIMERA D:  FENIX

 Luego de haber padecido la amargura del descenso en la temporada anterior, los "mudados" a Pilar entendieron que debían poner un 110% para recuperar, lo más rápido posible, el lugar perdido en la 2010/11. Para eso trabajó y se reforzó como debía y mostró el mejor juego en la D, categoría en la que no abundan los partidos lindos y bien jugados. Prevaleció por sobre los otros candidatos y regresó a la C.
El desafío será mantenerse en la categoría para intentar, en próximas temporadas, lo que tan cerca tuvo hace apenas unos años: La llegada a la B.

ARGENTINO A:  DOUGLAS HAIG (Pergamino)

 Los pergaminenses fueron animadores en las primeras catorce ediciones del Nacional B. Cayó en desgracia y los problemas económicos hicieron que perdiera todo lo realizado hasta aquel momento. Emprendió el camino de regreso y, con paciencia y tranquildad, logró regresar al Nacional. Omar Jorge es quien, desde hace algunos años, conduce los destinos futbolísticos de Douglas y lo llevó a este logro. Se renuevan las esperanzas para pelear en un torneo que no será nada sencillo y tendrá que enfrentar a ex-campeones del fútbol argentino. Merecido ascenso por haber hecho muy bien las cosas en uno de los torneos más duros y raros de nuestro medio.

ARGENTINO B:  ALVARADO (Mar del Plata) y GUARANÍ ANTONIO FRANCO (Posadas)

 El "Matador marplatense" supo jugar el Argentino A y no pudo mantenerse. A empezar de nuevo en el B y llegó a este logro siendo un equipo seguro, oportunista y jugando en conjunto. Le costó la primera fase en el grupo 2, donde clasificó con lo justo y en la última fecha. Mucho más duro fue la segunda fase para los de Mar del Plata que lograron llegar a las finales ganando con lo justo en su último compromiso y entrando como uno de los mejores segundos. Pero se destaparon y mostraron lo mejor en la parte final y lograron uno de los ascensos directos ganándole por penales a Deportivo Roca en Río Negro. Ahora buscará asentarse en un torneo muy difícil como el Argentino A para no repetir la mala experiencia de algunos años atrás.

 "La Banda Posadeña", como le dicen a este equipo, peleó y dió batalla en una de las zonas más difíciles y politizadas del Argentino B. Guaraní Antonio Franco dejó en el camino a Chaco For Ever y a Sarmiento de Resistencia venciendo a los miles de recursos políticos y económicos del gobernador de Chaco. Superó a los entrerrianos y a los correntinos y llegó a una final con el sorprendente San Jorge de Tucumán. Le resultó sencilla la final al ganarla por 3-0 y llegó al Argentino A. Guaraní supo jugar los viejos nacionales y los primeros campeonatos de la B Nacional. Hacia allí apunta sus cañones para, después de casi 20 años, regresar al principal torneo de ascenso del país.

TORNEO DEL INTERIOR:  Tres ascensos directos: INDEPENDIENTE (Chivilcoy) , SPORTIVO RIVADAVIA (Venado Tuerto) y ESTUDIANTES (San Luis). Uno por promoción: INDEPENDIENTE (Neuquén).

 El "rojo" de Chivilcoy consiguió su ascenso frente a su homónimo de Neuquén. Ganó fases muy difíciles como suelen ser las de la Provincia de Buenos Aires en este torneo y, con alguna ayudita de sus amigos, alcanzó el sueño de jugar un torneo Argentino B. La ayudita fue la obtención de los recursos económicos facilitada por el Ministro Randazzo, oriundo de aquella ciudad y socio de la Institución. De todos modos en la cancha fueron once jugadores que lograron las victorias necesarias para llegar a la categoría superior. El mérito deportivo no fue del Ministro.

 Sportivo Rivadavia de Venado Tuerto fue la sensación de este torneo. Como se dice vulgarmente, "llegó volteando muñecos que se cruzaron en su camino". No les importó el cartel que tuviesen sus rivales ni los pergaminos de los jugadores oponentes. Ganó de local y de visitante. Tiene un equipo que, de mantenerlo, dará que hablar en el Argentino B. Mezcló juventud con experiencia y tuvo en el "colorado" Lusenhoff, aquel de tantas batallas nacionales e internacionales, a su jugador emblema.  Los de Venado Tuerto llegan muy bien a la próxima temporada con intenciones de subir más.


 Estudiantes de San Luis es otro de los que realizó una campaña impecable en esta edición del Torneo del Interior. Sin ser el equipo "oficialista puntano", el "verde" presentó un equipo muy compacto y solidario que alcanzó la cima manteniendo la humildad y un juego lindo para ver. Será su primera experiencia en el Argentino B y, seguramente, tendrá que acomodar sus piezas y buscar refuerzos acostumbrados a estas lides. Fue muy meritorio lo conseguido hasta ahora y quieren dar el paso para enfrentar a su eterno rival provincial, la "Juve" puntana, que aun permanece en el Argentino A.


Le costó mucho, perdió la final con Independiente de Chivilcoy pero aprovechó su segunda oportunidad en la promoción con el alicaído equipo de Complejo Deportivo Origone de Justiniano Posse. Independiente de Neuquén logró su vuelta al Argentino B con trabajo y olvidando los errores cometidos en otra época.
Le tocará una zona dura y tendrá que viajar mucho para ver cristalizados sus sueños de jugar nuevamente el Argentino A, como ya lo supo hacer.

Estos son, amigos, los que ya gritaron "campeón".