Nuestro camino recorrido.....

Mi foto
Nacimos hace 28 años por la pasión que nos unió con el fútbol de ascenso. Fue un largo camino recorrido donde no todas fueron buenas, pero le hicimos frente a las adversidades y seguimos en el aire. En nuestro espacio vas a encontar a todos los que comparten esta extraña pasión pero no verás jamás a aquellos "personajes" que se creen dueños de instituciones y utilizan métodos antisociales para creerse importantes ni a sus "padrinos", que los usan para determinados fines y luego no saben como manejarlos. Para aquellos que lejos están del "glamour" de la primera división y del dinero de "fútbol para todos"; para aquellos clubes pobres de corazón grande; para los que semana tras semana dejan cosas suyas para seguir sanamente los colores de su alma y para todos los que se identifican con el "viejo fútbol de los sábados"......Sí, para ellos, va dedicado nuestro programa radial y, ahora, nuestro blog. Gracias.

miércoles, 18 de mayo de 2016

FÚTBOL PARA TODOS: ¿LLEGÓ LA JUSTICIA?


Varias líneas escribimos en diferentes entradas sobre todo lo que acarreaba el Fútbol para Todos. Desde la manera inescrupulosa en que se creó, la manera en que se distribuía el dinero y quienes eran los verdaderos beneficiarios. El resultado de esta gran mentira del fútbol gratuito en Argentina y convertirse en el gran aparato de propaganda, también mentirosa de un gobierno de turno, fue nefasto. Antes era AFA rica y clubes pobres; después fue AFA pobre y clubes más pobres, pero dirigentes y funcionarios más ricos.


También comentamos, tanto por este medio como en el programa radial, las irregularidades que se iban produciendo, el no cumplimiento de las normas establecidas en el contrato inicial, el uso político del programa y el peligro de intervención si esto se estudiaba a fondo y la Justicia investigaba.


Finalmente, la Auditoría General de la Nación, con sus anteriores autoridades, elevaron hace varios meses un informe a la Justicia para saber en qué se usó el dinero (recordamos que son fondos públicos) y cómo era la ruta que éste seguía para llegar a los clubes, que debían ser los destinatarios finales de los billetes.

Por tal motivo, la Jueza Federal María Servini de Cubría, que entiende en esta causa, envió al ex Juez Piotti y a la ex funcionaria de la UFI, Alicia López, a realizar una auditoría sobre el uso de los fondos desde el 2009 hasta el 2013, en principio, y luego lo extendió hasta el 2015. El resultado fue catastrófico para la AFA y para algunos dirigentes y funcionarios. La mayoría quedaron imputados, a algunos se los va a procesar y otros seguirán como si nada hubiese pasado. Pero el dinero de todos se perdió, se malgastó o, simplemente, nunca llegó a sus verdaderos destinatarios.


Antes de continuar con lo que actualmente está pasando, debo decir que nunca estuve de acuerdo con que el Estado mantuviese a los clubes de fútbol profesional. Sí con el fundamento básico del FPT en que se vieran los partidos por TV abierta o sin costo extra para el público (sabemos que en algunos lugares del país si no tenés cable no ves TV), sin esperar hasta el lunes a la 0 hs. para ver los goles, e incluso que se pagaran los derechos de televisación a la AFA. Pero pagarle a los que malgastaron más de 3.000 millones de pesos en ese lapso, nunca lo compartí. Si es dinero que sale de nuestros impuestos se debe usar para otros fines en beneficio de todos y no de unos pocos. Podría haberlo aceptado si con ventas publicitarias u otros medios se financiaba parte, aunque sea, de ese gasto. Pero así se dieron las cosas y las padecimos. Todo esto sin manifestar algunos datos sobre lo que ocurría puertas adentro de AFA (arreglos, el torneo de 30, la intención de las apuestas, etc.).


Los arreglos los hizo la Secretaría Legal y Técnica del Gobierno de turno. Desde ahí, la Jefatura de Gabinete pasaba el dinero a la AFA, con quién firmó el contrato, y ésta debía distribuirla a los clubes. La condición básica era que cada beneficiario (léase: los clubes) mantuviesen informados a sus “benefactores” sobre los gastos y uso del monto recibido. Esto último nunca pasó y los balances eran dibujados; además, la Casa del Fútbol nunca presentó los suyos.
Luego de las investigaciones, que casi rozaban la intervención, pasó a llamarse a indagatoria a los responsables (al menos a algunos). Los ex Jefes de Gabinete –A. Fernandez, Abal Medina y Capitanich-, varios dirigentes –encabezados por Luis Segura- y los responsables del programa FPT –Mariotto y Paladino-, junto con productores de TV, tuvieron y tienen que pasar por el despacho de Servini de Cubría para dar sus testimonios.

Muchos pensamos que llegaba, al fin, la justicia. Pero seguimos en veremos. Pese a todo, se sigue investigando y alguno tendrá que pagar los platos rotos.


Pero en el desfile por Comodoro Py, comenzó el partido en el que uno le tiraba la pelota al otro y el tercero la esquivaba. Nadie se animó, hasta ahora, a convertir el gol y “cantar la justa”. Todos iban con papelitos en la mano con redacciones de sus abogados y solo repetían el mismo verso una y otra vez.
Luis Segura dijo que la AFA le entregaba cheques a los clubes y nunca le decían dónde hacerlos efectivos. Dijo no conocer las famosas “cuevas” ni haber malgastado el dinero. Sí se le escapó algo sobre “un retorno”, pero no dijo a quién o a quiénes. Los responsables de FPT comentaron que todo se hizo dentro del contrato establecido y que recibían órdenes de la Jefatura de Gabinete quienes, por su parte, manifestaron entregar el dinero a la AFA y no ser responsables de cómo ésta lo distribuía. Eso sí, Anibal Fernandez dijo que “Fútbol para Todos no ayudó a los clubes”.  ¡Chocolate por la noticia!.
Mientras tanto, otros dirigentes dijeron recibir cheques diferidos que tenían que cambiar en ciertos lugares ya establecidos y que recibían el 60% del monto. Las declaraciones, hasta ahora, siempre giraron en un círculo vicioso sin que se encontrara alguna recta por donde escaparse y encontrar otra punta para seguir investigando.

Es como preguntarse, una vez más, qué salió primero si el huevo o la gallina.


Mi modesta conclusión, si me permiten, es que aquí se “curraron” miles de millones, que todos tiene su parte de culpa y tienen demasiado miedo de quedar pegados; incluso los que obraron de buena fe (son muy pocos).
¡Y la guita no aparece!. Por ahora, la Justicia tampoco.

                       Alfredo Nicolás Armiento

Nota: Los datos fueron obtenidos de distintas investigaciones y las fotos bajadas de Google para ilustrar la nota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario