Nuestro camino recorrido.....

Mi foto
Nacimos hace 28 años por la pasión que nos unió con el fútbol de ascenso. Fue un largo camino recorrido donde no todas fueron buenas, pero le hicimos frente a las adversidades y seguimos en el aire. En nuestro espacio vas a encontar a todos los que comparten esta extraña pasión pero no verás jamás a aquellos "personajes" que se creen dueños de instituciones y utilizan métodos antisociales para creerse importantes ni a sus "padrinos", que los usan para determinados fines y luego no saben como manejarlos. Para aquellos que lejos están del "glamour" de la primera división y del dinero de "fútbol para todos"; para aquellos clubes pobres de corazón grande; para los que semana tras semana dejan cosas suyas para seguir sanamente los colores de su alma y para todos los que se identifican con el "viejo fútbol de los sábados"......Sí, para ellos, va dedicado nuestro programa radial y, ahora, nuestro blog. Gracias.

martes, 7 de junio de 2016

COPA AMÉRICA DEL CENTENARIO: PRIMERA RONDA


En 1916 se jugó la primera edición de lo que se dio en llamar Copa América. En aquel año se jugó en Argentina y el ganador fueron los vecinos de Uruguay, quedando nuestra selección en segundo lugar. A lo largo de los cien años posteriores se desarrollaron varias ediciones más hasta llegar al 2015 en Chile donde el local ganó su primer título internacional. Uruguay ganó 15 copas, Argentina 14 y Brasil 8.

Pero como de recaudar se trata y la TV manda, se decidió hacer una Copa América del centenario, precisamente al cumplirse los 100 años, pero en Estados Unidos y con invitados de la CONCACAF, la otra organización del continente.


Estadios magníficos, multiusos y que están muy lejos de lo que habitualmente vamos en Sadamérica. Colorido, orden, nada de violentos y algunos “errores” son los matices de la Copa América del Centenario. Los errores lo decimos porque en Uruguay no se canta el himno chileno, como creen los organizadores, ni el himno chileno es una canción de Pitt Bull, por más que a Medel lo llamen así.

Una organización a nivel de campeonato del mundo para una Copa para pagar favores y para que las flojas arcas de varias federaciones junten dinero.

Pero vamos a lo ocurrido en la primera fecha de la competencia.

Grupo A:  Estados Unidos, Colombia, Paraguay y Costa Rica

COLOMBIA 2 – ESTADOS UNIDOS 0
Con ritmo de cumbia le arruinaron la fiesta al anfitrión
Luego de la simple, y algo pobre, ceremonia de apertura, la selección local y Colombia jugaron el primer partido.
La selección colombiana, dirigida por nuestro José Pekerman (volvé que te extrañamos en los juveniles), le dio un duro golpe a los locales, llevados de la mano por el alemán Jürgen Klinsmann.


Si bien Estados Unidos se convirtió en una selección respetable y tiene mucho futuro, Colombia fue mucho para el anfitrión. Los momentos de mejor fútbol se vieron con los sudamericanos, especialmente en los pies de James Rodriguez y de Cuadrado. El triunfo final de Colombia fue justo porque nunca dejó de ir sobre el arco rival por más que los locales evidenciaran una mejoría durante el correr del partido.

Los goles fueron de Zapata, a los 7’ del primer tiempo, y de James Rodriguez, de penal a los 42’ de esa etapa. Luego fue manejar el balón y trabajar con la desesperación de los norteamericanos por descontar.


COSTA RICA 0 – PARAGUAY  0
Empate amargo entre “Ticos” y “Guaraníes”
El equipo de Ramón Díaz sigue en deuda con todos los paraguayos porque no aflora su habitual garra ni el buen juego que habían mostrado en otros momentos. Parece una selección conformista que intenta mantener el cero en su arco y, si ganan, no hacerlo por mucha diferencia. Costa Rica fue sensación en el último mundial y lo eliminaron por penales. Juegan lindo, pero no son muy efectivos a la hora de sacar diferencias.


Ambos brindaron un partido pobre donde no se vio a un claro dominador. El empate le cayó justo al partido y así lo reflejaron los protagonistas en sus declaraciones. Oscar Romero, de Paraguay, dijo “vinimos a ganar, pero no pudimos”; mientras que el “Tico” Bryan Ruiz manifestó “valoramos el punto, tenemos buenas sensaciones para pasar de ronda”.
En pocas palabras, se aburrieron hasta los protagonistas.


Grupo B: Brasil, Ecuador, Haití y Perú

HAITÍ  0 – PARÚ 1
Con la cabeza de un “Guerrero”

Perú, con el “Tigre” Gareca en el banco, está en plan de renovación generacional del plantel. Alterna buenas actuaciones con otras para el olvido y, muchas veces, se complican solitos como le ha pasado en algunos partidos de eliminatorias. Pero hay que probar. Haití tuvo su punto máximo en la década del 70 cuando llegó al mundial de 1974, después desapareció del mapa futbolístico e, incluso, no tuvo buenas actuaciones en la CONCACAF. Ahora encontró algunos jugadores que lo pueden poner a pelear en la clasificación al mundial de Rusia.


Los centroamericanos complicaron a Perú en el inicio con el 4-3-3 y los incaicos no le encontraban la vuelta para llegar con riesgo cierto al arco de Placido. El cerco defensivo de Haití se pronunció en la segunda etapa por con un Perú dueño de la pelota y de los espacios. Hasta que apareció el interminable Paolo Guerrero y, con una palomita, venció al arquero y salvó a su selección de pasar un papelón en el estreno de la Copa del centenario.
Podemos decir que fue un triunfo justo por lo que buscó Perú, pero los dos están en deuda. Claro, a Haití no se le puede pedir mucho más; sí a los peruanos.

BRASIL  0 – ECUADOR  0
Con la infaltable ayuda de alguien más

Ecuador fue sensación en el mundial y lo sigue siendo en las eliminatorias. Lo dirige un argentino, Gustavo Quinteros, que le dio un toque más dinámico y protagónico al elenco ecuatoriano. Brasil, por más que no presente a sus mejores hombres y apueste todas sus fichas a los juegos olímpicos, ganó cinco mundiales y ocho copas américa y siempre es candidato. Claro que antes te atacaban Pelé, Rivelinho, Ronaldo o Ronaldinho, y ahora Kaka, Ganzo y un Pato; además lo dirige Dunga.


La pasó mal en muchos pasajes el elenco brasileño, tuvo sus ocasiones pero chocó contra un Ecuador bien parado, que lo supo esperar y golpearlo por donde más le duele: Las espaldas de sus laterales a los que les cuesta volver luego de su incursión ofensiva.
Era un partido con altibajos, Ecuador era un poco más profundo, y el asistente Carlos Astroza se apuró en levantar la banderita, marcando que la pelota había salido por la línea de fondo, justo cuando Bolaños mandó un centro y el arquero Alisson se mandó el gran blooper al no retener el balón y mandarlo al fondo de la red. La pelota no se había ido y el gol era válido. Otra ayudita para los brasileños y el partido terminó 0-0.


Grupo C: Uruguay, México, Venezuela y Jamaica

VENEZUELA  1 – JAMAICA  0
Prometían más, mostraron lo que tienen

La selección de Venezuela fue revelación en la Copa del 2011, después volvió a su bajo nivel habitual. Tiene buenos jugadores y muestra intenciones de superarse, pero el camino le es más duro de lo que pensaban. Pese a todo, intentan ser protagonistas. Por su parte, los velocistas de Jamaica fueron los subcampeones de la Copa de Oro de la Concacaf, pero aquí no tienen que correr 100 metros llanos, sino jugar al fútbol; y en eso todavía tienen algunas dudas y deudas con el deporte. Se enfrentaban en el inicio del grupo y en la previa era el partido más parejo.


Venezuela tuvo a Martinez para abrir el marcador a los 15 minutos y después especuló, intentó algunas contras y aguantó a un equipo jamaiquino que creó situaciones de peligro y estuvo cerca del empate. El oficio sudamericano de Venezuela hizo que recuperara el balón por momentos, le sacara vértigo a Jamaica y se quedara con la victoria por la mínima.

MÉXICO  3 – URUGUAY  1
Buen partido y contundencia en el arco rival
México y Uruguay mostraron que tienen “madera” futbolística y jugadores de porte que pueden dar vuelta las situaciones complicadas. Los dos, cada uno con sus argumentos, se brindaron por el espectáculo y la gente lo retribuyó con sus aplausos al final. Uruguay tiene la sapiencia del “Maestro” Tabárez y México el desenfado del “Profe” Osorio. Pocos contaban con que el hombre record en Copas América, el veterano “Rafa” Marquez, siguiera aplicando toda su experiencia en un alto nivel y a los 38 años. Fue la llave del triunfo azteca.

Apenas iniciado, un centro de Guardado, la falla de la última línea uruguaya y Pereira la metió en su arco. México comenzaba ganando desde el vestuario. Fiel a su garra, Uruguay salió a buscar el empate y chocó con un equipo muy bien parado en la cancha, que sabía jugar y golpear cuando menos lo esperaban.


Con esa tónica y alternándose en el dominio del partido, ambos buscaban la victoria. Se estaba viendo un fútbol de muy buen nivel. Y tanto fue Uruguay que tuvo su premio a los 28 minutos del complemento con el gol de cabeza de su capitán Godín. Después de eso estaba para la “celeste”, pero el Rey Azteca “Rafa” Marquez, sacó un bombazo que se coló en el arco de Muslera. Era 2-1 y balde de agua fría para los de Tabárez. Uruguay se fue con todo a buscar el empate y México no lo perdonó: En tiempo agregado Herrera puso el 3-1. Final para un partidazo donde hubo de todo: Pierna fuerte, buen juego, expulsados y protestas. Fútbol de alto nivel y un resultado que fue algo mentiroso por lo visto en el desarrollo de los 90 minutos.
Eso sí, los uruguayos no pudieron escuchar ni cantar su himno porque los organizadores se bloquearon y pusieron el chileno. Una perlita negra para la organización.

Grupo D: Argentina, Chile, Panamá y Bolivia

PANAMÁ  2 – BOLIVIA 1
El “tifón” fue Panamá
Lejos de los famosos “Panamá papers”, la selección manejada por Hernán Darío Gomez debutó en la competencia con una resonante victoria. Panamá demostró que no tiene solamente empresas off-shore sino algo de fútbol también.
Bolivia está pasando por el peor momento futbolístico de su historia, muy lejos de aquel equipo de los 90 que llegó al mundial de Estados Unidos ’94. Si ya no gana ni en la altura de La Paz, menos en Orlando y con un clima insoportable.

El partido estuvo a punto de suspenderse porque hubo una gran tormenta antes del encuentro y con un tifón con vientos de 90Km/hora. Pero amainó para ver el partido.


El protagonista fue el conjunto centroamericano y lo demostró en el campo de juego. Los bolivianos se encontraron con un equipo que los superó, rápido y que tuvo a Blas Pérez como abanderado y goleador. Apenas pudieron llegar a igualar en parte del partido. A los 10 minutos, Pérez ponía el 1-0 para Panamá que hizo transpirar más de lo normal a Bolivia que no encontraba el camino. El premio para los de Baldivieso llegó a los 8 minutos del complemento, pero el gol de Arce solo fue un oasis en el desierto. Panamá retomó su ritmo y su juego colectivo y, sobre el final, otra vez Blas Pérez puso la ventaja definitiva para los panameños. Victoria muy merecida.

ARGENTINA 2 – CHILE  1
Sin Messi pero con buen juego e inteligencia
Lo peor en el fútbol es creérsela, y los chilenos estaban creídos de ser los mejores luego de haber ganado su Copa América el año pasado. Es cierto que Pizzi no es lo mismo que Sampaoli pero presentaba a sus mejores hombres.

Argentina tiene la obligación de ganar la Copa porque tiene las mejores individualidades del mundo y al mejor en sus filas. Messi no jugó por una lesión y hubo que poner en práctica el plan B. Sí, Martino tiene plan B por si surgen contratiempos como éste. Además, no nos engañemos, Argentina es mucho más que la selección chilena.


Con un Di María imparable, Higuaín sacrificándose en la presión sobre la salida chilena y una defensa que se equivocó muy poco, los nuestros dominaron el partido aunque, por esas cosas del fútbol, se fueron al descanso empatando 0-0.

La misma actitud argentina hizo que Di María pusiera el 1-0 en el inicio del complemento. Chile no encontraba los caminos para entrarle a una defensa que seguía sin cometer errores graves, y si los tenían chocaban con el bueno de “Chiquito” Romero. Siguió buscando Argentina, explotando bien los laterales de la cancha y llegó el buen remate de Banega para ampliar la diferencia y darle algo más de justicia al desarrollo del partido.


Chile buscó, es cierto, pero de no ser por el único error de Romero en la última jugada, no hubiese llegado al gol. Ese error lo capitalizó Fuenzalida para terminar 2-1.
En este encuentro estuvo la otra perla negra de la organización: En momentos de escuchar el himno chileno, se filtró parte de un tema de Pitt Bull. Y bueno, así son las cosas. Esperemos que si se da en la canción patria Argentina la filtración sea de un autor nacional.

Buen debut argentino y con momentos de buen fútbol, dominó a su rival más fuerte en el grupo, y ahora tendrá que luchar contra los famosos “panamá papers”.

                            Alfredo Nicolás Armiento

Nota: Las fotos fueron obtenidas de Google.

No hay comentarios:

Publicar un comentario