Nuestro camino recorrido.....

Mi foto
Nacimos hace 28 años por la pasión que nos unió con el fútbol de ascenso. Fue un largo camino recorrido donde no todas fueron buenas, pero le hicimos frente a las adversidades y seguimos en el aire. En nuestro espacio vas a encontar a todos los que comparten esta extraña pasión pero no verás jamás a aquellos "personajes" que se creen dueños de instituciones y utilizan métodos antisociales para creerse importantes ni a sus "padrinos", que los usan para determinados fines y luego no saben como manejarlos. Para aquellos que lejos están del "glamour" de la primera división y del dinero de "fútbol para todos"; para aquellos clubes pobres de corazón grande; para los que semana tras semana dejan cosas suyas para seguir sanamente los colores de su alma y para todos los que se identifican con el "viejo fútbol de los sábados"......Sí, para ellos, va dedicado nuestro programa radial y, ahora, nuestro blog. Gracias.

domingo, 12 de junio de 2016

COPA AMÉRICA: SEGUNDA FECHA


Grupo A:

ESTADOS UNIDOS  4 – COSTA RICA 0
Velocidad y buen juego=goleada

Estados Unidos demostró que es una selección en franco crecimiento. Su DT, el alemán Klinsmann, le imprimió su sello.

Ante el equipo de Costa Rica fue un equipo completo: Momentos de buen juego colectivo, despliegue de sus jugadores, interesantes individualidades y una contundencia letal para su rival.


Es cierto que esta Costa Rica no es la del mundial de Brasil, bajó su nivel y sus buenos jugadores no aparecieron, pero no desmerece para nada la goleada de los “yanquis”.
Estados Unidos jugó un primer tiempo muy bueno. Tuvo en su delantero Dempsey al organizador en ataque que jugó e hizo jugar. A los 4 minutos, ya ganaba 1-0 con un gol de penal luego de una falta infantil del defensor “Tico”. Desde ahí en adelante, borró a los centroamericanos de la cancha. La etapa finalizó 3-0 y, créame, le hizo precio a Costa Rica.

En el complemento los dirigidos por Ramirez intentaron algo más, pero chocaban y no podían superar a una defensa norteamericana muy bien parada y que sabía salir rápido. La frutilla del postre fue sobre el final del partido con otra buena jugada que terminó en gol para redondear una goleada 4-0 y merecida.

COLOMBIA 2 – PARAGUAY  1
Con algún susto ya están en la siguiente fase

La selección de José juega lindo, es efectiva si encuentra espacios y siempre aparece como candidato al título en estos torneos continentales, pero si la apuran un poco hacen agua. Se desesperan y pierden la concentración necesaria para cerrar los partidos. Esto le pasó contra los guaraníes de Ramón.
El primer tiempo mostró una excelente versión de la selección colombiana. Dominó completamente a Paraguay y en media hora ya ganaba 2-0. El partido era intenso porque Paraguay salió a descontar y, por momentos, apuró y puso en aprietos a los cafeteros.


El segundo tiempo fue distinto: Paraguay comenzó como terminó los primeros 45, puso amor propio para irse contra el arco de Ospina, cortó los circuitos de juego colombianos y tuvo varias ocasiones para descontar. Colombia solamente se paraba atrás y apostaba a una contra para cerrar el resultado. Se dio un partido bueno, aunque impreciso, y muy intenso. Paraguay descontó a los 25 minutos con un golazo de Ayala y, pese a jugar con uno menos desde los 36 minutos, acorraló a Colombia. A los de Ramón le faltó la puntada final para empatar y los de José terminaron pidiendo la hora y festejando su pase a cuartos de final. Terminó 2-1, con susto para los cafeteros y con la suerte de Ramón que le da una vida más si le gana a los locales.

Grupo B:

BRASIL  7 – HAITÍ  1
Una goleada sin sentido


Desde el inicio se sabía el resultado: Brasil ganaba fácil. Además necesitaba ganar confianza y mostrar algo más que lo pobre hecho contra Ecuador. Haití aguantó casi un cuarto de hora, pero desde el golazo de Coutinho, todo fue para los de Dunga. Buscaron desbordar y lo lograron, realizar tiros de media y larga distancia y también lo consiguieron. El primer tiempo finalizó con un 3-0 que pudo ser más amplio.


La segunda mitad fue una suerte de entrenamiento oficial para Brasil. Los haitianos nunca lo complicaron, tal vez en alguna pelota parada pero no tuvieron muchas. Así se fueron sucediendo las situaciones y los goles. En el tiempo adicionado Haití tuvo su gol del honor y todo terminó en un 7-1 que muchos tomaron como revancha de la goleada sufrida en su mundial. Nada de revancha, se florearon contra un equipo de tercer orden. Revancha sería hacerle 7 a Alemania en Stutgart por ejemplo. Ganó Brasil y se volvió a acomodar en el grupo.
                                                                                                           
PERÚ  2 – ECUADOR  2
Un tiempo para cada uno y justicia al final

Peruanos y ecuatorianos brindaron un muy buen partido. Que cometieron errores, es cierto; que fallaron mucho, también. Eso no invalida la entrega, emotividad y buenos momentos de fútbol que pudimos ver.

La primera parte fue toda del equipo del “Tigre” Gareca. La ganaba muy bien 2-0 con un trabajo magnífico de Paolo Guerrero. Hasta pudo ampliar las diferencias pero se enredaron en sus intentos individuales. Ecuador se mostró muy poco y no fue el que vimos en partidos de eliminatorias. Los de Quinteros lograron achicar ventajas antes de irse al vestuario y seguían con vida.


Y como Perú perdonó a sus rivales en la primera etapa, los ecuatorianos salieron con todo en el complemento y lo empataron a los 2 minutos. Desde ahí vimos un partido de ida y vuelta, con situaciones de gol para ambos equipos y un resultado incierto hasta el final. Ecuador volvió a ser el de los últimos tiempos, superó a su rival en el juego, pero careció de efectividad ante el buen arquero Gallese. Perú no supo, o no pudo, manejar los tiempos, hacer las pausas necesarias, y terminó pidiendo la hora.
El empate terminó siendo justo por lo hecho por ambos en cada etapa del partido. Clasificación segura para Ecuador, que enfrentará al débil Haití, y difícil para Perú, que enfrentará a Brasil por la otra plaza en cuartos de final.

Grupo C:

URUGUAY  0 – VENEZUELA 1
Última cena con un buen “vino tinto”.

No muchos podían atreverse a decir que Uruguay se volvería a Montevideo tan rápido. Más teniendo en la zona a Jamaica y a Venezuela, que no son dos selecciones de primer nivel. Es más, muchos dijeron que el grupo se definió en el primer partido cuando los aztecas le ganaron a los charrúas.

Pero como nuestros vecinos siempre nos dan sorpresas y pueden pasar de la gloria al bochorno (ya lo han hecho en muchos torneos) en cuestión de segundos, volvieron a desaprovechar una excelente posibilidad de acariciar la clasificación. Jugaba con Venezuela y le faltaba Jamaica en la última. Pensando así, aunque sea el segundo puesto estaba asegurado.


Fue la sorpresa de la primera fase. El equipo venezolano le ganó a Uruguay y lo dejó afuera de la Copa; justo al primer campeón de América en 1916 y al que más copas había ganado. La “vinotinto” lo superó 1-0 con el gol de Rondón y se ocupó de cerrar todos los circuitos de juego de los uruguayos. Fue una muy buena victoria del conjunto que dirige Dudamel y que lo clasifica a la segunda ronda. Ahora define quién será el primero del grupo con los mexicanos, y puede ser el rival argentino en cuartos de final.

MÉXICO  2 – JAMAICA  0
El “Chicharito” de alto vuelo

Dicen los mal pensados que esta copa se la armaron para que México, al menos, juegue la final o la gane. Y hasta ahora no se equivocaron tanto. Contra Uruguay, si bien ganaron por méritos propios, hubo algunos fallos que lo empujaron hacia adelante, y contra le limitado equipo de Jamaica pasó lo mismo. Le tendieron una manito a los aztecas.

Jamaica es el subcampeón de la CONCACAF y sabe cómo complicar a los mejores del aquella zona. 


Por momentos puso en apuros a México que, gracias a la seguridad de Marquez y a la puntería de “Chicharito” Hernandez y de Peralta lo pudo superar y sellar su clasificación a la siguiente fase.

Contra Venezuela definirán al primero y segundo del grupo. Va a ser un partido intenso e interesante porque ninguno quiere encontrarse con Messi y los suyos en cuartos.

Grupo D:

CHILE  2 – BOLIVIA  1
Una mano que no existió y Vidal no perdonó.

Que Chile no es el mismo que en la edición del año 2015 jugada en su casa, ya lo dijimos. Que es un equipo, para mí, muy permeable si lo apuran jugando por abajo y le tocan la pelota, quedó demostrado.
Contra Argentina se vio superado, y contra Bolivia, por momentos, también. Los dos tenían que ganar porque habían perdido en el debut, pero los del altiplano deben enfrentarse a los nuestros y Chile a los muy complicados panameños.
En el primer tiempo, el arquero boliviano Lampe tuvo intervenciones decisivas para que todo se mantenga 0-0. También tuvo sus ocasiones el equipo de Baldivieso que se mostraba más seguro que contra Panamá.


Desde el vestuario, a los 30 segundos del complemento, Vidal aprovechó la siesta boliviana y puso en ventaja a su selección. Parecía que todo volvía a la normalidad, pero esta limitada Bolivia puso en apuros al equipo de Pizzi y se lo empató, a los 15, con un tiro libre magistralmente ejecutado por Jhasmani Campos que se le metió en el ángulo al arquero Bravo.
Después se vio el apuro chileno y el aguante boliviano. Todo parecía empate hasta que llegó la ayuda extra para la roja: Penal cobrado por el árbitro norteamericano Marrufo luego de una supuesta mano (le pegó en el codo con el brazo pegado a su cuerpo y el jugador ni miraba la pelota)y Vidal puso arriba a Chile en tiempo de descuento.
Los cuestionamientos a Pizzi se escucharon por todos lados y ahora tendrá que reivindicarse contra Panamá. El último campeón todavía está en deuda con el público futbolero.

ARGENTINA  5  - PANAMÁ  0
Media hora del más grande para la goleada argentina


Segunda presentación del seleccionado del “Tata” Martino y segunda victoria en tierras norteamericanas. El rival era Panamá que venía de ganarle a Bolivia habiendo mostrado momentos de buen fútbol. Pero ni los famosos “papers” pudieron ayudar a los centroamericanos en este partido.


Argentina llegó al gol a los 6 minutos de iniciado el partido y ya festejábamos una goleada. Messi no jugó de entrada y salió en el banco con la seguridad de que unos minutos iba a estar en cancha.

Panamá se la hizo difícil a la Selección Argentina. No lo complicó en el arco de Romero pero sí en la mitad de cancha. Cortaba con faltas sistemáticas, iba más allá de una simple falta con golpes fuertes, buscaba ensuciar el juego y hacer pasar los minutos buscando, muy de vez en cuando, alguna contra. Así corrió el tiempo y se terminó el primer tiempo.


No vaya a creer que Argentina pudo haber goleado en esa etapa; la ganó, pudo hacer alguno más, pero no mostró demasiado. Para mejor se lesionó Di María y el rival se quedó con uno menos por la expulsión de Godoy.

En el complemento, y pese al hombre de más, Panamá complicaba con muy poco y Argentina no concretaba las situaciones que creaba. Martino se la jugó, llamó al mejor y cambió la historia.


Messi le complicó todo al “Bolillo” Gómez. Entró a los 16 minutos y a los 20 puso el 2-0 con un remate junto al palo. A los 33 minutos ejecutó un tiro libre con toda su clase y la colgó del ángulo de Penedo, y para completar su hattrick, a los 41 hizo pasar de largo a su marcador con un enganche y otra vez junto al palo entró la pelota. Con el 4-0 deliraba la tribuna y la clasificación estaba en el bolsillo. Pero para redondear su excelente noche, le puso un pase como con la mano y cambiando de frente a Rojo, que la bajó para que Agüero defina con el parietal derecho para el 5-0 final.

Messi mostró lo suyo en la cancha justo el día después que algunos dicen que le falta personalidad. Y bueno, así son los mejores.

                                     Alfredo Nicolás Armiento

Nota: Las imágenes fueron obtenidas de Google.

No hay comentarios:

Publicar un comentario