Nuestro camino recorrido.....

Mi foto
Nacimos hace 28 años por la pasión que nos unió con el fútbol de ascenso. Fue un largo camino recorrido donde no todas fueron buenas, pero le hicimos frente a las adversidades y seguimos en el aire. En nuestro espacio vas a encontar a todos los que comparten esta extraña pasión pero no verás jamás a aquellos "personajes" que se creen dueños de instituciones y utilizan métodos antisociales para creerse importantes ni a sus "padrinos", que los usan para determinados fines y luego no saben como manejarlos. Para aquellos que lejos están del "glamour" de la primera división y del dinero de "fútbol para todos"; para aquellos clubes pobres de corazón grande; para los que semana tras semana dejan cosas suyas para seguir sanamente los colores de su alma y para todos los que se identifican con el "viejo fútbol de los sábados"......Sí, para ellos, va dedicado nuestro programa radial y, ahora, nuestro blog. Gracias.

martes, 2 de agosto de 2016

¿COMIENZA EL FÚTBOL DE ASCENSO?

Por las deudas que la AFA mantiene con las categorías del ascenso, los altos costos para esta temporada y como el dinero no aparece por las prioridades que tiene la Comisión Normalizadora de la AFA y el Gobierno Nacional las distintas categorías del ascenso dijeron que no iniciarán sus campeonatos hasta que todo se normalice.


Los representantes de las cuatro categorías del ascenso, Daniel Ferreiro (vice de Nueva Chicago, de la Primera B Nacional), Gabriel Fernández (presidente de la Primera B Metropolitana), Adrián Zaffaroni (representante de la Primera C) y David Larrosa (vicepresidente de Atlas de la Primera D),  fueron quienes en rueda de prensa no dudaron en calificar que lo que está ocurriendo en el fútbol es “una situación terminal”.

“Resulta inviable comenzar los torneos y es imposible iniciar la temporada. Todo el ascenso en su conjunto tiene esta postura. En estas condiciones no va a comenzar ningún torneo de ascenso en la Argentina”, expresaron. Y agregaron “Necesitamos que nos paguen lo que nos deben”. Recordemos que La AFA no les pagó los últimos tres meses de ingresos por el Fútbol para Todos.


Es cierto que existe una deuda más que importante para con los clubes del ascenso que deberá ser pagada. También es cierto que hay un gran tinte de índole política en el reclamo, ya que todos se habían subido al colectivo de la famosa superliga (por el supuesto dinero que iban a recibir) pese a las diferencias que había entre ellos. Muy pocos están de acuerdo con la designación de Armando Pérez al frente de la Comisión Normalizadora porque dicen que “fue Macri el que lo puso y no la FIFA”. Estas últimas son palabas del vicepresidente de Nueva Chicago, Daniel Ferreiro.


La historia era sabida: Se quiso apurar al Gobierno para que destinara más dinero al fútbol y no lo lograron. Es más, de los $3000 millones que pedían (todo el fútbol), hubo un primer acuerdo en $2400, pero la realidad es que se les daría por el Fútbol para Todos solamente $1800 millones, pesos más pesos menos. Todos creen que esta cifra es insuficiente, pero apareció luego de que los dirigentes de clubes grandes de Primera División amenazaran con romper el contrato porque una empresa extranjera les daba más dinero por la TV. La superliga no es viable en la situación actual y el Gobierno aprovechó la movida. Por ende, los “grandes” arrastraron a los clubes del ascenso que van a percibir menos dinero del esperado. Y los funcionarios gubernamentales ven con buenos ojos la ruptura del contrato por parte de los clubes.


Para calmar los ánimos se le ofreció a la AFA un adelanto de $300 millones, de los que realmente llegarían solo $260 aproximadamente porque ya le aplicarían el descuento por las deudas con el fisco. Desde mi punto de vista está bien, porque deben pagar los impuestos como todo buen hijo de vecino. No obstante ello, sí deben cobrar lo que AFA les debe.

Por otra parte me pregunto el por qué ningún dirigente de nuestro fútbol de cualquier categoría, y mucho más del ascenso, no tuvieron en cuenta que el fútbol se iba a parar por tres meses teniendo en cuenta las copas que se jugaron y las vacaciones, que en las cuentas de la AFA no había un peso, y por qué no ahorraron algo de lo que les pagaron en la primera mitad del año. Hay instituciones que lo hicieron y hoy no se quejan tanto; y no son de las más grandes de las divisiones del ascenso. Eso se llama organización y distribución adecuada de los recursos propios.


La deuda que reclaman los clubes asciende a los $44 millones con la B Nacional, $20 millones con la B Metropolitana, $10 millones con la Primera C y $1,5 millones con la Primera D, todo esto de los últimos tres meses. También aspiran a que se les pague en término julio, se les asegure 1,5 millones de pesos por mes a cada club en los siguientes doce meses y que cuestiones de seguridad, transporte y logística de los estadios se puedan financiar. Es obvio que los últimos puntos tendrán que sentarse a negociarlos, pero habría buena predisposición de las autoridades a aceptarlo si se comprometen a cumplir con los pagos al Estado y mostrar sus estados de cuentas. Hay que mencionar que casi todos los clubes del ascenso están más al día que los de Primera División y tienen menos deudas.


Acompaño el reclamo del pago de la deuda que tiene la AFA para con las instituciones del ascenso, pero me gustaría obtener de parte de los dirigentes otras respuestas. Quisiera saber, por ejemplo, si van a administrar con responsabilidad los recursos que reciban; si cuando tenga necesidad de ir al baño en una cancha no me voy a caer en un pozo o salir todo mojado o, al menos, encontrar el baño habilitado, si voy a tener la seguridad de no encontrarme con barras “trapitos” que me roban $100 por estacionar en la vía pública y si van a prohibirles en ingreso al estadio cuando crean caos o se pelean por cuestiones ajenas al fútbol. También me gustaría saber si van a enfrentar el menosprecio al que los clubes de divisiones mayores, sobre todo de Primera, los someten al hacerlos jugar cualquier día en la semana y en los horarios más extraños y si van a firmar contratos terrenales con algunos jugadores que ganan más que un político corrupto. Además, podrían esmerarse en conseguir otros recursos y no depender del dinero que les den por un contrato hecho para los equipos grandes de Primera que son los que se llevan la mayor parte del dinero. Y, por sobre todas las cosas, por qué se sometieron a los manejos y caprichos de Grondona primero y del anterior Gobierno luego sin esgrimir una sola queja.


Me gusta el fútbol de ascenso, veo partidos de todas las divisiones desde hace más de 40 años. Lo defiendo contra viento y marea y lo seguiré haciendo. Conocí muy buenos dirigentes que hasta hipotecaron bienes propios en beneficio de sus instituciones y también conocí “mentirosos” que prometían el oro y el moro y que se borraron cuando las papas quemaban. Admiro a muchos jugadores, chicos y grandes, que juegan más por el amor a la camiseta y al fútbol que por los pesos que puedan pagarles. Por el “olor a barrio” quiero que el otrora “fútbol sabatino” comience sus campeonatos y pelee por sus derechos. Pero que lo haga con armas limpias y en defensa de los derechos de sus instituciones, no de inescrupulosos que lucran a través de ellas y esperando dádivas o apretando funcionarios.
Señores dirigentes, les pido, humildemente, que comience a rodar la pelota. Gracias.


                              Alfredo Nicolás Armiento

Nota: Las imágenes son propias y otras obtenidas de Google al solo efecto de ilustrar la nota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario