Nuestro camino recorrido.....

Mi foto
Nacimos hace 28 años por la pasión que nos unió con el fútbol de ascenso. Fue un largo camino recorrido donde no todas fueron buenas, pero le hicimos frente a las adversidades y seguimos en el aire. En nuestro espacio vas a encontar a todos los que comparten esta extraña pasión pero no verás jamás a aquellos "personajes" que se creen dueños de instituciones y utilizan métodos antisociales para creerse importantes ni a sus "padrinos", que los usan para determinados fines y luego no saben como manejarlos. Para aquellos que lejos están del "glamour" de la primera división y del dinero de "fútbol para todos"; para aquellos clubes pobres de corazón grande; para los que semana tras semana dejan cosas suyas para seguir sanamente los colores de su alma y para todos los que se identifican con el "viejo fútbol de los sábados"......Sí, para ellos, va dedicado nuestro programa radial y, ahora, nuestro blog. Gracias.

lunes, 15 de agosto de 2016

HÉROES DEL ASCENSO: NÉSTOR CANEVARI

NÉSTOR CANEVARI (1943 - 1978): JOVEN PARA SIEMPRE 

"Serás joven para siempre, tal como has soñado" (Mario Meléndez) 



                                                  1943 Nacía Néstor Canevari: Delantero. Vistió la camiseta de Vélez Sarsfield durante todo el año 1966.

Néstor Juan "Pepe" Canevari nació en Buenos Aires en 1943. Comenzó a jugar al fútbol en Huracán, debutando a los 18 años. Estuvo a préstamo en Temperley, y luego pasó a Colón, donde fue figura en el campeón de la B de 1965 y participó en la victoria ante el Santos de Pelé. Después estuvo en Vélez, Quilmes, Morón, La Serena y Almirante Brown, donde se despidió en 1975 tras 186 partidos y 33 goles. 


En 1976 tomó la dirección técnica de los mirasoles, y tras dos años de interesantes campañas, consiguió armar un gran equipo que en 1978 peleaba el torneo de la B con el Ferro de Carmelo Faraone... pero el destino le tendió una mala jugada a él y a su equipo.
Ese año, Canevari contrajo una cruel enfermedad que lo llevó a la muerte el 11-9-1978. A partir de allí Almirante, que venía puntero, comenzó a decaer a causa de la depresión y la tristeza que generó su muerte.
Néstor Canevari solo tenía 35 años, de los cuales pasó la mitad en una cancha de fútbol. Vaya pues este homenaje para uno de los tantos héroes olvidados del ascenso argentino. 


                                      José Galoppo

No hay comentarios:

Publicar un comentario