Nuestro camino recorrido.....

Mi foto
Nacimos hace 28 años por la pasión que nos unió con el fútbol de ascenso. Fue un largo camino recorrido donde no todas fueron buenas, pero le hicimos frente a las adversidades y seguimos en el aire. En nuestro espacio vas a encontar a todos los que comparten esta extraña pasión pero no verás jamás a aquellos "personajes" que se creen dueños de instituciones y utilizan métodos antisociales para creerse importantes ni a sus "padrinos", que los usan para determinados fines y luego no saben como manejarlos. Para aquellos que lejos están del "glamour" de la primera división y del dinero de "fútbol para todos"; para aquellos clubes pobres de corazón grande; para los que semana tras semana dejan cosas suyas para seguir sanamente los colores de su alma y para todos los que se identifican con el "viejo fútbol de los sábados"......Sí, para ellos, va dedicado nuestro programa radial y, ahora, nuestro blog. Gracias.

domingo, 28 de agosto de 2016

HOY COMIENZA EL CAMPEONATO.......

Este fin de semana comienza una nueva temporada, y en esta oportunidad quiero acercarles a ustedes las palabras de una verdadera pluma del fútbol como fue Diego Lucero. Lo que sigue a continuación es un fragmento que apareció en Clarín en 1963, y fue recopilado en su libro "Siento ruido de pelota" de 1975. Con mi deseo de que el fútbol vuelva a ser aquello que alguna vez fue...


HOY COMIENZA EL CAMPEONATO Y HABRÁ FIESTA PARA RATO 

(Fragmento de una nota de Diego Lucero, publicada en Clarín en abril de 1963, recopilada en "Siento ruido de pelota" de 1975, tal vez el mejor libro que se haya escrito sobre fútbol).

Es que esto del Campeonato es así.
Termina la temporada y el hincha,
mientras pliega la bandera, no hace más
que reflexionarla de estrilo, rencor y bronca.



(...) Y el hombre, el
hombre que tiene sentimiento, apenas
oye picar una pelota, vuelve. Vuelve
como el criminal al sitio donde encajó
la puñalada. ¿Qué le vachaché si es más
fuerte que uno, si uno el fóbal lo lleva en
la sangre? ... Porque no
se puede jurar contra el amor. Y con el
fóbal le pasa al hincha lo mismo. Porque
hoy, hoy mismito, en miles y miles de
bulines, se escuchará este diálogo
siempre repetido y siempre nuevo:
—Negra, preparáme temprano el
estofado que tengo de irme a la cancha.
—¿Cómo —le dice asombrada la
percanta largando la espumadera—, no
dijiste y juraste y perjuraste que no ibas
a ir más a los tablone?
—Y qué querés... el deber me lo
impone, la patria lo reclama. ¿No sentís
que están tocando diana?




Es que por la calle ya están pasando
los camiones, los camiones del glorioso
acarreo que le dan a cada domingo a la
porteña urbe, a esta ciudad de Nuestra
Señora de los Pozos Hondos y Santa
María de los Buenos Aires, la fisonomía
alegre, única en el mundo, de pueblo que
quiere ser feliz y esconde sus pesares en
el canto de guerra, siempre repetido y
siempre fresco de: “¡Huracán, siempre
adelante, derrotado o vencedor!”.
Es un pueblo que quiere ser feliz.



Y que el domingo lo es porque de mañana
se levanta con campanas, y de noche se
acuesta con la música del picar de la
pelota, campana sonora de la emoción
sin par del fútbol, que es para el pueblo
pasión, locura, impulso, arrebato, ira,
estruendo, llanto, risa, fiesta....

                        José Galoppo

Nota: Las imágenes fueron obtenidas de Google para ilustrar la entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario