Nuestro camino recorrido.....

Mi foto
Nacimos hace 28 años por la pasión que nos unió con el fútbol de ascenso. Fue un largo camino recorrido donde no todas fueron buenas, pero le hicimos frente a las adversidades y seguimos en el aire. En nuestro espacio vas a encontar a todos los que comparten esta extraña pasión pero no verás jamás a aquellos "personajes" que se creen dueños de instituciones y utilizan métodos antisociales para creerse importantes ni a sus "padrinos", que los usan para determinados fines y luego no saben como manejarlos. Para aquellos que lejos están del "glamour" de la primera división y del dinero de "fútbol para todos"; para aquellos clubes pobres de corazón grande; para los que semana tras semana dejan cosas suyas para seguir sanamente los colores de su alma y para todos los que se identifican con el "viejo fútbol de los sábados"......Sí, para ellos, va dedicado nuestro programa radial y, ahora, nuestro blog. Gracias.

lunes, 22 de agosto de 2016

NUEVO INTENTO POR LA LEY ANTIBARRA

El Ministerio de Seguridad de la Nación presentó y envió al Congreso un nuevo proyecto de ley para comenzar a terminar con las actividades de las barras bravas.

La Ministra Bullrich ya había intentado que se tratara un proyecto similar, rechazado por el entonces oficialismo (FPV), y la Comisión presidida por la verborrágica diputada K, Diana Conti, hizo lo mismo con otro proyecto de ley presentado por el ex gobernador Daniel Scioli y algunos de sus funcionarios. El denominador común era que “no hay que estigmatizar al barra”. Demasiado para los oídos de quiénes escuchaban o para los ojos de los que leen.
¡¡¡“Estigmatizar al barra”!!!. De no creer.


Lo cierto es que a este nuevo proyecto se le agregaron algunos puntos bastante interesantes para profundizar el delito que pueda cometerse en espectáculos deportivos. Veamos algunos de ellos:
1) Aumenta las penas para todos los delitos en espectáculos deportivos; además anula la posibilidad de cambiar cárcel por probation.
2) Como delitos también se consideran los actos intimidatorios o de violencia que se produzcan en cualquier momento, incluso en entrenamientos (como ocurrió en varios clubes hace algunos meses).
3) El Gobierno se hace cargo de aplicar la prohibición de concurrencia a aquellos que tengan causas pendientes o antecedentes y libera, en cierta forma, a los clubes de hacerlo. Pero sí se les exige a los mismos realizar las denuncias ante actos delictivos y colaborar si son socios de la institución.
4) Aparece la figura de “Barra Arrepentido”. En este caso se le aplicarían penas menores si colabora o denuncia a quienes cometan delitos o sean los ideólogos de los mismos. También si dan información sobre quién o quiénes los mantienen económicamente o les brindan “inmunidad”.

5) También se encuentran tipificados como delitos y pone penas de prisión efectiva para los “trapitos” que exijan dinero y para los que revenden entradas falsas.


Son buenos puntos dentro de un proyecto de gran utilidad para que la gente pueda volver a las canchas y disfrutar tranquilos del espectáculo. La pelota está rodando y el Gobierno, a través del Ministerio de Seguridad, dio el primer puntapié.
Esperamos que muchos legisladores, algunos con probados vínculos con barras bravas de distintos clubes, hagan lo que tienen que hacer, es decir cuidar a la población y al espectador en un estadio, y no “cajoneen” el proyecto.

También esperamos que la policía (tanto la bonaerense, como la federal o de cualquier provincia) no libere zonas, no quiera “mantener cajas extras”, y cumplan con su trabajo cuando se los llame para detener a un “trapito coimero” y no le pida después su comisión. Políticos y fuerzas del orden deben trabajar para que los ciudadanos podamos disfrutar del espectáculo del fútbol y deben combatir a los barras, no cuidarlos o defenderlos.


Si hay verdadera voluntad política para comenzar a erradicar definitivamente a estos delincuentes disfrazados de hinchas, acá tienen un inicio. Todo se puede mejorar; háganlo. Pero traten este tema para ponerles fin a estos tipos.
Claro que si alguno está “sucio” lo más probable es que no se presente a sesión o trate de no aparecer para que “sus amigos barras” no lo vean. Tienen miedo.
Señores Legisladores, es hora de demostrarle a la sociedad argentina que fueron electos para cuidar los intereses comunes. La seguridad en un espectáculo deportivo es uno de ellos. No duerman el proyecto por algunas dádivas. Lo mismo va para los dirigentes de muchos clubes que les dan dinero, viajes y puestos políticos en la comisión directiva o puestos en el club.
¡Basta!. Anímense a meterlos preso.

                            
                           Alfredo Nicolás Armiento

Nota: Las fotos fueron obtenidas en Google.

No hay comentarios:

Publicar un comentario