Nuestro camino recorrido.....

Mi foto
Nacimos hace 28 años por la pasión que nos unió con el fútbol de ascenso. Fue un largo camino recorrido donde no todas fueron buenas, pero le hicimos frente a las adversidades y seguimos en el aire. En nuestro espacio vas a encontar a todos los que comparten esta extraña pasión pero no verás jamás a aquellos "personajes" que se creen dueños de instituciones y utilizan métodos antisociales para creerse importantes ni a sus "padrinos", que los usan para determinados fines y luego no saben como manejarlos. Para aquellos que lejos están del "glamour" de la primera división y del dinero de "fútbol para todos"; para aquellos clubes pobres de corazón grande; para los que semana tras semana dejan cosas suyas para seguir sanamente los colores de su alma y para todos los que se identifican con el "viejo fútbol de los sábados"......Sí, para ellos, va dedicado nuestro programa radial y, ahora, nuestro blog. Gracias.

lunes, 13 de febrero de 2017

MÁS O MENOS, ASÍ ESTAMOS


El 2016 no terminó muy bien para el fútbol argentino en general. Si vamos al plano deportivo, nuestros equipos no ganaron copas internacionales y nuestra selección, luego del traspié en la Copa América del Centenario, anduvo a los tumbos y hoy está en zona de repechaje para jugar el mundial 2018.

Pero lo más grave lo padecimos en el plano dirigencial y organizativo. Cada uno quiere llevar agua a su molino y no precisamente para sus clubes sino para sus propios dominios.


Armando Pérez, el presidente de la Comisión Normalizadora de AFA, no es considerado por los mandamás de muchos clubes como un referente; es más, lo tildan de interventor de parte del Gobierno y no acatan las pocas medidas que intentaron emitir desde la CN ni aceptan los casi nulos encuentros que tuvo con autoridades y empresarios extranjeros. Para mejor, terminó internado con un serio problema cardíaco.

Mientras él se reponía, el Dr. Medín, vice de la Comisión y allegado a Boca y al Presidente, intentaba hacer algo pero no tenía ni el apoyo ni, creo, la capacidad suficiente para manejar el fútbol argentino. Y ese fue un gran detonante para el desconcierto general que hoy reina en el mismo.


En una de las últimas notas publicadas en nuestro blog y tratadas en nuestro programa estaba la resolución de la Jueza Federal María Servini de Cubría solicitando fecha firme de elecciones en AFA antes de fin del 2016. Se pidió una prórroga y durante enero y lo que va de febrero se llamó a elecciones en una fecha que, esperamos, todos acaten.
Los fundamentos fueron que aún no había llegado el borrador del nuevo estatuto solicitado y revisado por FIFA para el llamado a elecciones y para el funcionamiento futuro del fútbol argentino.


Entre fiestas de fin de año y otras correrías más, el pedido de dinero al Gobierno continuaba y las amenazas de no comenzar a jugar en el 2017 eran cada vez más viables (de hecho lo fueron porque todavía no rueda la pelota). Aunque los voceros del Gobierno Nacional habían manifestado que por las irregularidades, falta de un serio compromiso de las instituciones y porque ya no estaba presupuestado no habría más dinero para el fútbol y el tristemente famoso Fútbol para Todos llegaba a su fin, los reclamos siguieron con las claras amenazas de huelgas. Y las hubo en varios clubes que aún no pueden pagar sueldos desde hace varios meses (de todas las categorías) aunque, recordemos que fueron las mismas instituciones, con sus dirigentes a la cabeza, quienes amenazaron con terminar el FPT si no le daban más dinero porque había otros interesados en los derechos del fútbol a principios del 2016, y luego en el mes de julio, cuando debía iniciarse la temporada. Esos famosos interesados no aparecieron y las arcas de los clubes seguían vacías.


Cuando se las vieron mal, los dirigentes encabezados por Ferreiro y Tapia por el ascenso, Angelici, D’onofrio, Blanco, Moyano y Tinelli por los grandes, Gámez con sus repudiables epítetos hacia el Presidente Macri y Nadur por los otros de Primera y algunos del interior a espaldas de Toviggino, mantenían reuniones para conseguir más del vil metal y chocaban contra la pared de Balcarce 50. Hasta llegaron a desconocer como oficial el documento que firmaron casi todos queriendo quedarse con los derechos y dejando de lado el manejo de FPT. La plata no apareció y así estamos.


Para mejor, o para peor, el ascenso apoyaba el nuevo estatuto y los grandes no. La Primera quería la “superliga” y el ascenso pedía más dinero. Nadie se ponía de acuerdo y aparecieron las miserias personales más espantosas.

Mi gran pregunta fue: ¿Si ninguno tiene fondos, cómo es que incorporaban jugadores para reforzarse y con contratos demasiado onerosos?. ¿Y los que aún no cobraron sus sueldos en blanco desde hace meses, incluyendo personal y empleados de los clubes?. Eso todavía no tiene respuesta.


Después de muchas idas y vueltas, reuniones secretas y mucho más, se acordó realizar dos asambleas con el viejo número de representantes. Una para acordar la aprobación del nuevo estatuto, fijar definitivamente la fecha de elecciones, arreglar la ruptura del contrato de Fútbol para Todos y el dinero que el Gobierno debía aportar para que esto ocurra y otros temas de representación. En la otra, se tratarían los nuevos contratos de TV y se elegiría el nuevo presidente. Así quedaría todo normalizado.


Según últimos trascendidos, habría acuerdo para recomenzar los torneos el 3 o 10 de marzo, para la aprobación de la Superliga Argentina y para que Claudio “Chiqui” Tapia se siente en el sillón de la calle Viamonte. Todavía no se sabe si el Gobierno pagará indemnización y cuál será el monto. Tampoco quién o quiénes se harán cargo de la TV en este semestre o si los números conforman a todos.
Esperemos que se llegue a un acuerdo por el bien del fútbol argentino, pero nadie habló de solucionar el tema de las barras bravas, de las comodidades en los estadios, ni de cómo se saldarían las deudas cuantiosas que los clubes tienen con la AFA en algunos casos, y con el fisco en otros.

Además, reapareció Maradona junto a Gianni Infantino, a quien había tratado de traidor meses antes, y pretende meter mano en AFA. ¿Cómo caería esto entre los dirigentes si la FIFA lo llega a poner en el medio?. Por ahora sigue todo siendo soluciones y acuerdos a medias. No hay otra cosa más que confusión. Esa es la única realidad de nuestro fútbol.

                        Alfredo Nicolás Armiento

Nota: Las fotos fueron obtenidas de Google y son para ilustras la nota simplemente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario