Nuestro camino recorrido.....

Mi foto
Nacimos hace 30 años por la pasión que nos unió con el fútbol de ascenso. Fue un largo camino recorrido donde no todas fueron buenas, pero le hicimos frente a las adversidades y seguimos en el aire. En nuestro espacio vas a encontar a todos los que comparten esta extraña pasión pero no verás jamás a aquellos "personajes" que se creen dueños de instituciones y utilizan métodos antisociales para creerse importantes ni a sus "padrinos", que los usan para determinados fines y luego no saben como manejarlos. Para aquellos que lejos están del "glamour" de la primera división y del dinero de "fútbol para todos"; para aquellos clubes pobres de corazón grande; para los que semana tras semana dejan cosas suyas para seguir sanamente los colores de su alma y para todos los que se identifican con el "viejo fútbol de los sábados"......Sí, para ellos, va dedicado nuestro programa radial y, ahora, nuestro blog. Gracias.

domingo, 3 de junio de 2018

CAMPEÓN POR SORTEO


Un nuevo papelón, como nos tiene acostumbrados la AFA en estos últimos tiempos, se dio en la semana al definir al campeón de Reserva de Primera B por sorteo. ¿No era que los partidos se ganaban en la cancha?. ¿O el Ascenso no existe y lo metemos en un bolillero?. ¡Un poco de seriedad!.
 Si bien no podemos criticar, y no es la intención, la legitimidad del título de reserva logrado por “los pibes” de Almirante Brown en dicho campeonato de la Primera B, la forma en que se resolvió fue patético por parte de la Casa Mayor del fútbol argentino. Los mismos dirigentes que dicen que los títulos se deben ganar en la cancha y aprovechan esa frase para cometer las aberraciones disciplinarias más grandes, incluso las establecidas en el reglamento.


 El torneo de reserva se definía en la cancha de Arsenal, la semana pasada, con un partido entre Almirante y Acassuso. San Miguel esperaba. Al finalizar empatado el encuentro se dio la particularidad de que los tres equipos terminaron igualados en puntos, pero Brown y San Miguel superaron al tercero en diferencia de gol y debían definir al campeón. Se dio la particularidad que ambos estaban igualados en todo pero en lugar de programar un nevo encuentro final, decidieron jugarlo en el bolillero.


El estadio fue la sala de conferencias, pelota un bolillero con dos bolas representando a los equipos de Isidro Casanova y de Los Polvorines. El bolillero comenzó a girar, cayó una de las bolas y la suerte corrió para la Fragata, que finalmente "gritó" campeón. 

Este final ridículo, sin embargo, no invalidó la excelente campaña del equipo aurinegro, que ganó ocho de los catorce partidos disputados y, además, no recurrió a futbolistas profesionales sino que se integró con jugadores del semillero y en plena proyección. Más allá del papelón de AFA, Almirante es un justo campeón.

                            Ascenso con Estilo

Nota: Las fotos fueron obtenidas de Google.

No hay comentarios:

Publicar un comentario