Nuestro camino recorrido.....

Mi foto
Nacimos hace 28 años por la pasión que nos unió con el fútbol de ascenso. Fue un largo camino recorrido donde no todas fueron buenas, pero le hicimos frente a las adversidades y seguimos en el aire. En nuestro espacio vas a encontar a todos los que comparten esta extraña pasión pero no verás jamás a aquellos "personajes" que se creen dueños de instituciones y utilizan métodos antisociales para creerse importantes ni a sus "padrinos", que los usan para determinados fines y luego no saben como manejarlos. Para aquellos que lejos están del "glamour" de la primera división y del dinero de "fútbol para todos"; para aquellos clubes pobres de corazón grande; para los que semana tras semana dejan cosas suyas para seguir sanamente los colores de su alma y para todos los que se identifican con el "viejo fútbol de los sábados"......Sí, para ellos, va dedicado nuestro programa radial y, ahora, nuestro blog. Gracias.

lunes, 28 de marzo de 2011

Primera B: "EL BOHEMIO GRITA CAMP........"

Si un equipo de fútbol, más allá de sus virtudes en el campo de juego, presenta seguridad en cada integrante, reacción ante adversidades si el juego no es el mejor y, por acción de la suerte o no, convierte todo lo que genera en el arco contrario, no puede dejar de coronarse campeón. Algún memorioso me recordará lo ocurrido en la temporada pasada con Sarmiento de Junín (le llevaba 12 puntos a Almirante y perdió en la última fecha), pero a este Atlanta, creo, no le va a pasar lo mismo.
Si bien el fútbol es lo más alejado que existe a la lógica, hay un factor que me lleva a imaginar al Bohemio de Villa Crespo en la B Nacional en la 2011/12: Ellos ganan, y si no lo hacen, sus perseguidores tampoco. Entonces, ¿Cómo hacen para alcanzarlo?. Juegan bien o mal, como cualquier equipo, pero ni el Pincha de Caseros ni el Dragón de Belgrano se esmeran en descontar la diferencia que alcanzó Atlanta hasta el momento.
Atlanta tiene variantes en su juego y su DT, Javier Alonso, se esmeró en armar un grupo compacto donde todos sus integrantes tiran del carro para el mismo lado. No siempre juega vistoso y hasta lo vapulearon un par de veces. Pero este equipo tiene variantes, si no puede desplegar su juego habitual pone garra y ganas, no se caen anímcamente. Siempre van a buscar el partido y a ser protagonistas. Si le anulan a los Soriano aparecen Galeano, Ferragut, Pogonza o Guzmán, por nombrar a algunos. Si le juegan de alto o al pelotazo están Arancibia y Cherro, y si los pasan, Rodrigo Llinas hace lo suyo.
En pocas palabras, un equipo de fútbol que juega al fútbol como equipo (vale el juego de palabras).
¿Qué me muestran los perseguidores?. No mucho, más que ratos de buen fútbol y alguna que otra goleada. A la hora de definir las tácticas a seguir no demuestran muchas variantes y parecen caerse anímcamente cuando los golpean de entrada en algún partido. Sumado ésto a que ni Estudiantes ni Defensores de Belgrano supieron como ganarle a Atlanta ni cómo aprovechar ese pequeño bajón que tuvieron los de Villa Crespo dejando muchos puntos en el camino. De todos modos, tanto lo del equipo de Caseros como lo de los de Della Picca, incluso hasta lo de Nueva Chicago, es muy bueno en la temporada, pero lo de Atlanta es superlativo.
No es casualidad sino causalidad el presente del equipo de Villa Crespo. Un trabajo coherente, jugadores comprometidos y el respeto por un proyecto de trabajo. Todo junto conforma este presente que, con seguridad, verá en pocas fechas coronado con el tan ansiado ascenso a la categoría superior.
Salud Atlanta y felicitaciones.

Un Nuevo Capítulo: VIOLENCIA. ¿HASTA CUÁNDO?

Algunos preguntarán por qué una semana después reflejamos este luctuoso hecho ocurrido el domingo 20 de marzo. Simplemente esperamos a "enfriarnos" un poco y a tener nuevos datos. Cuando uno habla o comenta con "la calentura" encima no siempre expresa lo que debería librándose de subjetividades que no reflejen lo que ocurrió. Seguramente ahora también va a ser subjetivo y caliente, pero el análisis es algo más frío que la semana anterior.
Lamentablemente debo repetir lo que tantas veces expresamos: "Seguimos matando al fútbol". Es así. Desde los "irracionales pseudohinchas" que les gusta gastar al contrario pero no se bancan una cargada hasta los dirigentes que te hacen creer que son ingenuos, pasando por el poder político y los intereses de los megaoperativos de "inseguridad". Una nueva muerte se cobró esa falsa pasión que se demuestra en los estadios y sus alrededores.
Velez - San Lorenzo jugaban por el clausura 2011 en el Amalfitani. Se sabe de la rivalidad extrema entre barras de ambos clubes (ya se había cobrado una vida en el 2008). Sabemos, también, de los grandes "errores" que comete las comsaría 44, encargada de los operativos en Velez. Los dirigentes del Campeón del 2009 no querían público visitante, pero la dirigencia azulgrana pidió reveer esta medida y la AFA hizo lugar. Todo estaba listo para la fiesta.
Pero ésta se postergó.
En el acceso de los visitantes la policía maltrataba a todos, y de esta forma ocurrió lo que ocurrió (no vamos a entrar en más detalles porque ya es todo conocido). En el otro sector, y casi simultáneamente, una batalla de piedras con emboscada en una zona liberada.
Mucho se habló de una lucha interna de la Federal y las nuevas autoridades del Ministerio de Seguridad (incluída la Ministro Garré) por el anuncio de paso a disponibilidad de 48 de los 53 comisarios. El comsario mayor Lompizano había sido cesanteado (recordemos su buena relación con AFA) y el nuevo organismo de coordinación, UCPEVEF, no les cae muy bien. Todo esto sumado a la decisión de Juan Carlos Blanco (aun hombre de Anibal Fernandez) de jugar con público visitante, desató esta nueva página negra en el fútbol.
Ahora bien, más allá de las culpas que a cada intérprete les cabe, ¿qué decidió la AFA en esta semana?: Simplemente nada. El partido deberá seguir en la cancha, probablemente a puertas cerradas. Sanciones a los clubes y a los organizadores, ninguna.
Desde hace ya años, y por casos similares y también menores, aunque ningún acto de violencia es justificado, en el fùtbol de ascenso se decidió la no concurrencia de los visitantes. ¿Por qué, entonces, no se toma la misma decisión en primera división?. Si hay una reglamentación escrita y firmada por los responsables de AFA que habla de descuento de puntos, pérdida de la localía y cosas por el estilo ante hechos de características violentas, ¿Por qué no se aplica?.
Bien sabemos que el ascenso no le interesa mucho a los popes del fútbol porque no se llevan bien con muchos dirigentes que cuestionan temas relacionados con el dinero que maneja Grondona a su gusto, pero las reglas están para cumplirlas. Aca no se hace. Sigamos así que vamos mal y cada vez más abajo la imagen de nuestro fútbol en el concierto mundial.
Sigamos matando al ascenso con estas medidas y haciendo que pague los errores de primera. Lo peor, es que continuamos matando al fútbol argentino todo.
La violencia en el fútbol no solo es un tema relacionado con la mal entedida pasión de los hinchas sino que  refleja la sociedad en la que vivimos donde impera la violencia, la prepotencia que baja desde los altos estamentos gubernamentales y la mala política que se lleva a cabo en relación a estos temas. Todo es un "viva la pepa", diría mi abuela.
Hagamos una pausa. Reflexionemos. Nunca es tarde para cambiar y los aires renovados son buenos.

                            Alfredo Nicolás Armiento

miércoles, 2 de marzo de 2011

NO QUIERO IMAGINARLO

El fútbol de ascenso está en todo el mundo. Hasta las ligas más pequeñas, de países más pobres del planeta, tienen por lo menos dos divisiones: La primera y la segunda de ascenso.
Polonia no es la excepción. Si bien en nuestro programa y en este blog informamos todo lo relativo al ascenso argentino y a las ligas del interior, no podemos dejar de mencionar hechos "interesantes" en el mundo del fútbol de ascenso de otras latitudes.
Como mencionamos, la noticia ocurrió en Polonia. Y vaya si es, literalmente, una "hermosa" noticia.
       (elegimos esta foto de Izabela Lukomska ya que las otras, si bien eran mucho más lindas, no las podíamos publicar)

El Warta Pozna, es un club de fútbol de la segunda división polaca. En aquellas latitudes muchas instituciones son sociedades privadas. No son buenos los tiempos que transcurren para para los "Verdes" polacos; ni en lo deportivo -marchan penúltimos en la liga- ni en lo económico. Por eso se produjo una renovación general en su dirigencia y se eligió a un nuevo presidente dentro de los socios y aportantes al Warta Pozan.
Quien asumió la presidencia del club es Izabela Lukomska, reconocida modelo en toda Europa y que se mostró tal cual es, y como Dios la trajo al mundo, en la revista Playboy. Buenas medidas las tomadas (no las de Izabela, sino las de la dirigencia) para reorganizar al equipo y enderezar la marcha en lo deportivo. Pero los jugadores, según se dice, no están de acuerdo ni motivados ya que el domingo pasado perdieron nuevamente 1-3 y no pueden salir de la incómoda posición en la tabla." Muchachos!!!!!! pongan los productos de granja en la cancha que la presi reparte premios después!!!!", fueron palabras del DT del Warta en el vestuario tras la derrota del fin de semana.
Si bien en nuestro medio algunas mujeres han ocupado, y otras lo hacen, la presidencia en varios clubes de nuestro medio y en órganos fiduciarios de los mismos, eran o son, generalmente, profesionales en derecho, economía u otras profesiones. Pero modelo ninguna.
¿Será una nueva modalidad que "modelos", valga la redundancia, aporten en clubes de fútbol y se conviertan en directivos?. Por ahora solo son botineras. Por otra parte, no me imagino a dirigentes actuales como el amigo Islas Casares, Carinelli o el "chiqui" Tapia, posando en Playboy y mucho menos a Don Julio estrenando tanga para manejar la AFA y motivar los cambios necesarios.
Hay cambios en el mundo. No quedemos afuera de los mismos.
                              Alfredo N.Armiento

¿Y AHORA?....¿CÓMO ARMAMOS EL EQUIPO?

Si nos llamó la atención lo sucedido entre equipos de la Federación Cordobesa, mucho más nos sorprendió lo que ocurrió en Claypole, entre los Tamberos y Victoriano Arenas por el actual certamen de primera D.
El sábado 26 de febrero, Claypole le ganó 2-0 al equipo de Valentín Alsina y con este resultado sigue ascendiendo en la tabla para clasificar al reducido por un ascenso a la C. El partido finalizó con disturbios y gresca generalizada entre los jugadores. Ya había terminado todo, cada cual a su casa, pero ninguno imaginaba lo que el informe del árbitro Damián Rubino contenía: Los 36 jugadores fueron expulsados como consecuencia de los acontecimientos ocurridos.
El martes en los pasillos de AFA llamó la atención la gran cantidad de futbolistas esperando frente a la puerta del tribunal de disciplina. Claro, nadie conocía el informe. 16 de Arenas estaban allí (faltaron Leiva y Figueredo, los principales imputados, para no caldear más las cosas) y los 17 del tambero (faltó Torres). Ni se miraron entre ellos. Solo Sanchez, capitán de los de Valentín Alsina manifestó que "Solo se metió cuando agredieron a sus compañeros", que "la cancha de Claypole es una chacra y no se podía jugar", y que "el árbitro se lavó las manos al no individualizar a los responsables", y agregó que "se hacía cargo de lo que hizo".
Las preocupaciones las tienen los conductores de ambos equipos para lo que les toca jugar en lo inmediato. Claypole jugará con Atlas y Arenas con Dock Sud, los punteros del campeonato nada menos.
Los de Alsina no saben a quienes presentarán ya que su plantel es muy corto, solo 22 jugadores, y si esto prospera no tendrían como formar el primer equipo para recibir al puntero. Por su parte, Claypole presentó un DVD del partido para demostrar que no todos estuvieron involucrados y, de esa manera, contrarrestar el informe de Rubino. Uno de sus jugadores, Gáspero, manifestó que "están peleando cosas importantes en este torneo y no deberían pasar por esto". Todo bien Gáspero, pero lo hubiesen pensado antes de involucrarse en los hechos. No es cobarde el futbolísta que no responde a una agresión; es más, ninguno de los que se precie de ser profesional en el fútbol o en otros deportes deben responder a agresiones ni del público ni de rivales. Si reaccionás, pagá las consecuencias aunque pelees el campeonato.
Antes mencionamos las preocupaciones de los conductores de ambos clubes (cuerpo técnico y dirigentes) por ver como se presentan en el próximo partido. Señores, les digo que ser "conductor de grupo" implica saber como hacer que sus dirigidos se comporten normalmente, no que sean carmelitas descalzas sino que mantengan una conducta normal de cualquier ser racional. Si ahora no saben que hacer lo hubiesen pensado antes de permitir este comportamiento de sus jugadores.
Si yo tuviera que fallar en este caso particular, los sanciono con desafiliación temporaria a ambos clubes y les quito puntos. Hay una reglamentación al respecto que todos olvidan.
Se filtraron algunos datos que recogieron nuestros amigos y colegas del diario Olé: En el tribunal nadie es optimista con respecto a las sanciones; se escuchó decir "de esta no zafa nadie".

                                          Alfredo N.Armiento

(Gracias al diario deportivo Olé y al colega Andrés Morando de ese medio por las informaciones brindadas)

INSÓLITO FINAL EN TORNEO DE LA FEDERACIÓN CORDOBESA

Año tras año, en el interior de nuestro país, son muchos los equipos que renuevan sus sueños de crecer y mostarse en el fútbol más grande. Para eso deben ganar los torneos de las diferentes ligas que existen y están reconocidas por el Consejo Federal de AFA y manejarse de la mejor manera posible para alcanzar su objetivo.
Es cierto, también, que en nuestro fútbol argentino se producen hechos insólitos que llegan a codearse con lo ridículo: Desde la presencia de equipos sin el uniforme igual de sus jugadores hasta delanteros con "tallarines de más" o árbitros que se equivocan de cancha y aparecen en medio del campo. Siempre van a existir estos acontecimientos.
Pero vamos al tema concreto. Domingo 27 de febrero, localidad de Camilo Aldao en la Provincia de Córdoba, cancha de Boca Juniors de ese lugar, octavos de final de la Federación Cordobesa de Fútbol entre el local, Boca Juniors, y Argentino de Monte Maiz. Arbitraba Diego Gallo, de Villa María, referee que dirige en el Argentino A y B y con buenas calificaciones en ambos.
Comienzo del partido y muchos nervios. Era el partido de ida de los octavos de final. Nada hacía preveer que con el resultado parcial 0-0 y con el visitante con dos jugadores menos bien expulsados por el árbitro y un encuentro en sus carriles normales, se desataría a los 15 minutos del segundo tiempo una batalla campal entre jugadores y cuerpos técnicos y público que ingresó al campo luego de arrojar una andanada de piedras, botellas y todo lo que tenían a su alcance.
Todo comenzó con un pelotazo fuerte, con el partido detenido por una falta cobrada, de un jugador de Argentino hacia otro de Boca. Reaccionó el banco del equipo de Camilo Aldao y la parcialidad local comenzó a arrojar lo que se le ocurra a usted, amigo lector, al campo de juego. La gresca se hizo generalizada y nadie dejò de aportar lo suyo en este incidente. Solo los jugadores de la visita intentaban separar y calmar los ánimos. Obvio que quien arrojó el pelotazo fue expulsado. Pero los locales pensaron que era poco.
Coclusión: Luego de suspender el partido, Diego Gallo elevó su informe y expulsó a todos los integrantes de Boca Juniors, incluído el cuerpo técnico. Solo se salvaron aquellos que fueron sustituídos y estaban en los vestuarios. 19 expulsados en total (los tres de Argentino durante el partido y la totalidad -16- que quedaban del local) fue el saldo de este partido y sus incidentes.
El árbitro de Villa María cumplió con lo que marca el reglamento. Ahora deberá resolver el tribunal de la Federación Cordobesa.
Solo un antecedente se registraba hasta ese momento de un caso parecido de tantos expulsados: Boca Juniors vs Sporting Cristal de Perú en la Copa Libertadores de 1971 donde el uruguayo Alejandro Otero expulsó a todo el plantel de Boca por los disturbios que se produjeron aquel 19 de marzo en el estadio Nacional de Lima.

CUERPO A TIERRA, CARRERA, MARCH.....!!!!!!!

Sobraban motivos para dudar de los arbitrajes. Se van sucediendo hechos poco comunes en nuestro fútbol que siempre despiertan sospechas. Los protagonistas de este bendito y bastardeado deporte siempre tienen algo que decir (sobre todo cuando no se le dan los resultados). Otros, en cambio, intentan justificar lo injustificable. Ya lo hizo el ex árbitro Javier Ruiz, no sabemos si por despecho o para querer aclarar algunas cosas, y luego se lo tragó la tierra. Y ahora......apareció la frutilla para el postre. Como si fuera poco volvió al ruedo de las discrepancias y acusaciones el Sargento Daniel Gimenez. Sí, el ex árbitro que no estuvo de acuerdo en realizar aquel minuto de silencio discutido hace algunos años.
El suboficial del Ejército Argentino, Daniel Gimenez, ex juez del staff de AFA y afiliado al SADRA, reapareció en la escena pública para comentar sobre todo lo que se maneja en el medio en materia de sobornos, arreglos y manejos oscuros en nuestro fútbol, tanto de primera como del ascenso.
En sus actuaciones dentro del campo de juego impartiendo justicia nunca fue de los destacados, pero alternaba actuaciones aceptables con otras que dejaban mucho que desear. Daba la sensación que, en ciertos partidos, le pesaban los colores de ciertas camisetas y, en los menos trascendentes, mostraba sus habilidades arbitrales con actuaciones decorosas. Como fuere, llegó a árbitro internacional, estuvo a prueba para ir a un mundial y siempre estuvo muy protegido y cuidado por Marconi (mandamás del SADRA).
Esta vez no solo hizo mención a los hechos irregulares que ya había mencionado en otros años, sino que se encargó de criticar abiertamente a sus ex colegas del referato. Solo se salvaron Marconi y Lamolina por ahora.
Su blanco preferido fue Pablo Lunati. En sus comentarios dijo no estar de acuerdo con los ampulosos gestos que realiza en un partido, en la forma en que lleva el juego y en el cuidado que debe darse a los jugadores hábiles de nuestro medio. Manifestó que los actuales árbitros no tienen conocimiento del fútbol y que los asistentes no son lo que deberían ser. En pocas palabras no se salvó nadie.
Está muy bien que un ciudadano exprese sus pareceres en entrevistas o charlas, de eso se trata la democracia y la libertad de expresión. Pero hay que tener en cuenta los ámbitos en los que se realizan dichas declaraciones y los tiempos en que se las hace también.
Esto lo decimos porque luego de algunos años y de una salida no muy clara de la AFA, es muy fácil hablar. Si Gimenez sabía tantas cosas de arreglos y otras yerbas en el fútbol, ¿Por qué no lo denunció en los momentos en que se producían?, ¿ O solamente se animan cuando ya mucha agua pasó bajo el puente y los papeles se tiraron?.
No tengo idea realmente hasta dónde llegarán las denuncias de ex árbitros de fútbol. Cada día aparece una nueva. Pero si tan seguros están y tienen las pruebas pertinentes, denuncien el hecho en el momento adecuado para que se pueda investigar.
Muchos hablan, pocos aportan pruebas. Varios atacan, ninguno se defiende. Las sospechas crecen. Y en estos tiempos no muy felices para el desarrollo normal de nuestros campeonatos de fútbol ya nadie cree que aun se puede jugar limpio.
Por su parte, Pablo Lunati, restó importancia a lo dicho por el militar ex árbitro diciendo que nunca se había llevado bien con él mientras compartían parte de su tiempo en el arbitraje. Y, como corolario, empezó a "darle algunos palos" al ahora político Javier Castrili. ¿Seguirá la novela del verano 2010/11 o será un "todo pasa" como dice don Julio?.
Lo cierto es que la pelota sigue rodando.

Villa Dálmine: OTRA VEZ LA VIOLENCIA

Luego de un renacer futbolístico del equipo violeta de Campana, donde se obtuvieron resultados positivos, y en la previa al clàsico con el CADU de Zárate por la Primera C, la semana pasada se sucedieron hechos de violencia en la sede del club Villa Dálmine.
Cerca de las 21 hs se iba a realizar una reunión de comisión directiva para tratar, como de costumbre, temas relacionados a lo institucional y a la marcha en el actual torneo. La misma se demoró ya que algunos miembros avisaron que llegarían más tarde por otros compromisos. En esta ocasión, la demora evitó males mayores.
¿Por qué?. Cerca del horario establecido para el encuentro de dirigentes, algunos vándalos y delincuentes atacaron la sede y no solo con pintadas amenazantes, de las que siempre abundan, sino que efectuaron varios disparos con armas de fuego. Algunos de ellos rompieron los vidrios de los ventanales y se incrustaron en el salón de reuniones, vacío en ese momento por lo antes mencionado, que provocaron destrozos en el interior del lugar.
Las denuncias fueron realizadas ante las autoridades policiales locales y la fiscalía de Campana a cargo del Dr. Juan José Maraggi ya tomó cartas en el asunto y comenzó con las investigaciones de rigor.
El presidente de la subcomisión de fútbol de Dálmine, Gustavo Vallejos, comentó que "se estuvo a 15 minutos de una tragedia", más allá de la gravedad del hecho, y que "las pintadas que aparecieron decían Falta poco para morir y CADU manda". Todo en clara mención al clásico zonal que se vivirá el sábado.
Es obvio que no se trata de las cargadas famosas entre rivales deportivos. Aquí hubo hechos delictivos y graves. Cabe preguntarse si el acontecimiento se le adjudica a gente simpatizante de Defensores Unidos; la policía de Campana, ¿No está informada que siempre algo ocurre en vísperas de este partido?, y si uno va a dicha ciudad y en las rutas de acceso lo paran para determinados controles vehiculares, ¿Nadie observó nada irregular esa noche en Campana?, porque esto fue a las 21hs, no de madrugada.
La investigación ya comenzó; en pueblos y ciudades chicas se conocen todos y más a los barras de los principales equipos. Hay dos posibilidades para encaminar la causa: Hinchas locales descontentos que sabemos que los hay o gente que llegó de Zárate a realizar actos delictivos. ¿Se llegará a encontrar a los responsables?; o, como casi siempre, no se llegará a nada en estos temas de violencia entre barras de instituciones rivales.
Pudo ser una tragedia demasiado importante. Que no termine en la nada.