Nuestro camino recorrido.....

Mi foto
Nacimos hace 30 años por la pasión que nos unió con el fútbol de ascenso. Fue un largo camino recorrido donde no todas fueron buenas, pero le hicimos frente a las adversidades y seguimos en el aire. En nuestro espacio vas a encontar a todos los que comparten esta extraña pasión pero no verás jamás a aquellos "personajes" que se creen dueños de instituciones y utilizan métodos antisociales para creerse importantes ni a sus "padrinos", que los usan para determinados fines y luego no saben como manejarlos. Para aquellos que lejos están del "glamour" de la primera división y del dinero de "fútbol para todos"; para aquellos clubes pobres de corazón grande; para los que semana tras semana dejan cosas suyas para seguir sanamente los colores de su alma y para todos los que se identifican con el "viejo fútbol de los sábados"......Sí, para ellos, va dedicado nuestro programa radial y, ahora, nuestro blog. Gracias.

jueves, 12 de julio de 2018

FINAL CON UN INVITADO INESPERADO


Se jugaron los partidos semifinales del Mundial Rusia 2018 y contra muchos pronósticos Francia y Croacia jugarán el próximo domingo para saber quién será el próximo campeón mundial de fútbol. Francia ya era uno de los candidatos en la previa y lo demostró durante el torneo con su juego, su táctica y sus individualidades. Si bien decían que su mundial sería el de Qatar 2022, los resultados se precipitaron. Su rival será Croacia, que prácticamente nadie esperaba que llegara a esta instancia. En principio era “el segundo en el grupo” detrás de Argentina, pero con mucho amor propio, momentos de buen juego y ganas de ir siempre por algo más, llegaron a la final y pueden dar la sorpresa.
Así fueron las semifinales:

APLAUDAN SEÑORES, ESTO ES FÚTBOL
FRANCIA  1 – BÉLGICA  0
 Era una final anticipada porque los dos demostraron un buen juego de equipo, trabajo serio en la previa y muy difíciles de superar. Pero tenían que enfrentarse y se esperaba un buen partido. No defraudaron, nos regalaron un partidazo y con mucho para el análisis de quienes disfrutan de un partido táctico, con distintas estrategias, situaciones de gol y las individualidades que desequilibran un juego tan parejo. Que hubo algunos errores, seguro, pero fueron los que también colaboraron con que saliera un partido buenísimo.


 Desde el inicio se veía una paridad y hacía pensar que podía ser un encuentro largo. Por momentos era una partida de ajedrez y todos medían y pensaban sus movimientos. Eso no nos privó de buenas jugadas colectivas, situaciones de gol y un partido por momentos excelente. En ese primer tiempo los franceses mostraron que saben jugar y no dependen solo de individualidades y el juego colectivo de los belgas y su gran contrataque necesitaban de las individualidades para funcionar. Los dos jugaron al error del rival y, hasta ese momento, casi no los cometieron. Tal vez Francia estuvo más cerca aunque Bélgica no se quedó atrás.


 El arranque del segundo período llegó lo que todos esperaban: el gol. Fue para Francia porque a los 5 minutos, luego de un envío desde la esquina, Umtiti se elevó y metió un cabezazo que se coló en el primer palo del arquero Courtois. El 1-0 abrió el partido y la necesidad de Bélgica lo hizo mejor todavía. Aparecieron Hazard y De Bruyne armando y corriendo todo para habilitar a sus compañeros para hacer trabajar mucho a Lloris, que siempre respondió bien, e hizo retroceder a Francia que supo cómo trabajar el partido para mantener la ventaja.


Bélgica fue y fue, Francia esperó y contratacó. También hizo que Courtois trabajara bastante. La inteligencia del equipo de Deschamps y ese medio manejado por Kanté y Pogba hicieron que la empresa del empate fuera mucho más difícil de lo pensado para este equipo de Bélgica que demostró que estuvo a la altura de los mejores y podría haber sido un finalista de porte. Terminó ganando Francia que va en busca de su segundo título en la historia con un equipo joven, que juega muy bien al fútbol y, a diferencia de otros equipos galos, no siente frío en el pecho. Fútbol champagne y a la final.



CON MUCHA GARRA Y MÁS AMOR PROPIO
INGLATERRA  1 -  CROACIA  2
 El trabajo de Inglaterra en este mundial lo ponía como candidato a finalista, y más porque Croacia llegaba con algunos jugadores al límite, de haber jugado dos partidos con suplementario y penales y con un juego no tan vistoso como el de los otros semifinalistas. Si bien en el fútbol el buen juego prevalece a la larga, también juegan las ganas, la garra y el amor propio de un equipo. Si estás convencido que nunca estás derrotado es posible sacar a flote cualquier cosa. Eso es Croacia: ganas de jugar, buenos intérpretes y mucho corazón para lograr objetivos.
 Se le hizo difícil desde el comienzo a los dirigidos por el bosnio Zlatko Daljc porque a los 4 minutos llegó la falta nada menos que de Modric en la puerta del área. Tiro libre recto al arco para Inglaterra que Trippier leyó muy bien y remató mejor porque la pelota se le coló en el ángulo a Subasic. Era el 1-0 y solo pasaron 5 minutos. Desde ese momento los ingleses hicieron bien las cosas, pudieron haber ampliado la ventaja y jugaban mejor que un equipo croata el que le costaba hilvanar jugadas en conjunto, debía defender más que atacar y no aparecían sus figuras.
 Algo pasó en el vestuario porque la segunda mitad cambió totalmente. En Croacia aparecieron Modric y Rakitic manejando el medio, Perisic y Vrsaljko haciendo las bandas y Rebic junto a Mandzukic inquietando a una defensa inglesa que comenzaba a mostrar algunas falencias. Además, entre el limitado Vida y Lovren no dejaban que Harry Kane se moviera cómodo en el ataque inglés. Así llegó la igualdad cuando Perisic tomó la pelota en el área y aprovechó el desconcierto inglés para someter a Pickford. Era el empate y el premio al esfuerzo. Inglaterra sintió ese golpe y, si bien tuvo alguna chance de ganarlo, los croatas fueron mejores y lograron llevar el partido al alargue con medio equipo acalambrado por el esfuerzo y empujados por un aliento constante no solo de los croatas presentes en Moscú sino por todos los que valoraban el esfuerzo.
Llegó el alargue y esta limitada Croacia en lo físico sacó su verdadero amor propio. Los ingleses se cayeron del todo y casi no mostraron fútbol. No aparecieron sus figuras y se fueron replegando como esperando los penales. En el tercer minuto del segundo tiempo suplementario llegó la subida de Vsaljko, el envío al área y, por fin, apareció Mandzikic que logró derrotar a Pickford y poner el 2-1. Demasiado para Inglaterra que no tuvo respuestas para alcanzar la igualdad y se quedó sin final. Festeja todo Croacia el pase a la final y el sueño sigue intacto.

El sábado se jugará el partido que pocos esperan jugar por el tercer puesto entre Bélgica e Inglaterra. Y el domingo será la gran final con el exquisito fútbol de Francia y el corazón ardiente de Croacia.


Nota: Las fotos fueron obtenidas de Google.

No hay comentarios:

Publicar un comentario