Nuestro camino recorrido.....

Mi foto
Nacimos hace 28 años por la pasión que nos unió con el fútbol de ascenso. Fue un largo camino recorrido donde no todas fueron buenas, pero le hicimos frente a las adversidades y seguimos en el aire. En nuestro espacio vas a encontar a todos los que comparten esta extraña pasión pero no verás jamás a aquellos "personajes" que se creen dueños de instituciones y utilizan métodos antisociales para creerse importantes ni a sus "padrinos", que los usan para determinados fines y luego no saben como manejarlos. Para aquellos que lejos están del "glamour" de la primera división y del dinero de "fútbol para todos"; para aquellos clubes pobres de corazón grande; para los que semana tras semana dejan cosas suyas para seguir sanamente los colores de su alma y para todos los que se identifican con el "viejo fútbol de los sábados"......Sí, para ellos, va dedicado nuestro programa radial y, ahora, nuestro blog. Gracias.

sábado, 7 de mayo de 2016

HÉROES DEL ASCENSO: EL "TANO" DAMIANO

OSVALDO DAMIANO 

Osvaldo Héctor "el Tano" Damiano Gozza, nacido el 3-1-1957 en Morón, fue un ídolo del fútbol del Ascenso que supo dejar su huella en Primera División. 

Se inició en Almirante Brown, donde debutó en 1977. En Isidro Casanova se recuerdan entre otras actuaciones la del 22-10-1977, cuando él y sus compañeros le ganaron a Estudiantes en una cancha a reventar, y postergaron el festejo pincha una semana más (y después se postergó hasta la última fecha cuando Estudiantes no pudo con Morón y recién lo hizo con Dálmine), y fue integrante del equipo mirasol subcampeón de 1978, que como ya se dijo quedó marcado por la tragedia que significó la muerte de su técnico, Néstor Canevari. 


En 1979 pasó a Talleres, que venía de ganar de forma brillante el ascenso, y donde ocupó el lugar de Miguel Gutiérrez, y allí se ensambló con Berlingieri, López y Molnar. En Escalada fue ídolo y figura, con actuaciones memorables como contra su ex club, Almirante, al que le marcó tres goles, o contra Banfield. Y aunque solo estuvo un año, en Escalada aún lo recuerdan con amor y cariño. 

En 1980 dio el gran salto cuando Jorge Solari lo llevó a Vélez Sarsfield, donde fue el protagonista de la hazaña de Avellaneda. Vélez debutó ese año en la Copa Libertadores, como subcampeón metropolitano 1979, en el Grupo 1 junto a River Plate y los equipos peruanos Atlético Chalaco y Sporting Cristal. Al final de la primera ronda ambos equipos tenían 10 puntos y eran invictos con 4 partidos ganados y 2 empatados, pero Vélez tenía un gol más a favor que River en el gol average. A los fortineros les alcanzaba con empatar, a los millonarios ganar.
El desempate se jugó el lunes 28 de abril en Avellaneda, y tras los 90 minutos se debió ir al alargue, y en el minuto 94 el Tano le ganó en el salto a Saporiti, cabeceó y derrotó a Fillol, marcando un gol que se gritó con todo en Liniers, en Villa Luro y más allá. Porque a pesar del empate de Ramón Díaz, los velezanos dejaban afuera a River, al estelar River de Labruna, fuera de la Copa Libertadores en la ronda inicial, por primera vez desde 1977, y clasificaban a semifinales en su primera participación.


Y aunque en las semifinales Vélez quedó eliminado, esa participación fue histórica porque recién 14 años después volverían a las lides sudamericanas. Posteriormente el Tano pasó por América de Cali en Colombia, Deportivo de La Coruña y Rayo Vallecano en España, Everton en Chile, y en Chacarita, Huracán y Cipoletti en nuestro país. Delantero portador de gran remate, sabía utilizar su velocidad y llegar en diagonal al arco contrario, jugó 269 partidos en el país, marcando 75 goles. Fue posteriormente ayudante de campo de su ex compañero, Carlos Ischia. 
En Casanova y Escalada se recuerda este canto: "Aplaudan, aplaudan, no dejen de aplaudir, los goles de Damiano que ya van a venir..."

                                   José Galoppo

No hay comentarios:

Publicar un comentario